Puede que para tí la numerología solo sean números y operaciones matemáticas. Hasta que no me topé con darle sentido a mi vida, y escuchar la voz de mi alma la numerología para mí eran recuerdos incómodos de aquella asignatura en el cole que tenía que prestar todos mis sentidos para poder aprobar. Actualmente, hay diversas maneras de estudiar e interpretar la numerología, aunque diría que todas comparten el valor que se adjudicó a cada letra. Números y letras componen parte de esta dimensión que experimentamos como seres humanos, y apenas atendemos el impacto de nuestro eco vibratorio tanto en el mundo exterior como en en interno.

El ser humano quiere las cosas fáciles, que nos digan las respuestas de este exámen de encarnar a un personaje, que nos adelanten el futuro, si la vida nos da algo gratis repetimos con la avaricia llenando nuestro pecho. Que nos digan por qué a nosotros nos ocurren las mismas cosas. Bien, hay maneras de comenzar a entender el para qué de nuestras actitudes y pensamientos, de esas cosas que parecen repetirse con el tiempo, eso que “volvemos a vivir” y no nos gusta para nada.

Mi compromiso contigo y conmigo es hablarte de la vida, de las emociones, de tu tendencia energética a través de mi experiencia con la numerología, has de saber que no me quedo solo en el resultado primo. Personalmente, me atrae descifrar los mensajes “ocultos”, pulir el diamante en bruto, quizás soy como un programa que su cometido es pasar un ratito de limpieza y orden en esas zonas del ser que normalmente tenemos prohibidas de entrar. Como cuando pasas el antivirus a escanear el ordenador, dejando brillar a la consciencia en esos archivos corruptos, volviendo a tener espacio para ti una vez ordenado el inconsciente. Esto no es algo que con una vez que lo hagamos ya tenemos consciencia eterna, el mantenimiento para un buen funcionamiento interno y mental es vital. Piensa qué cosas podrías hacer que similarían ese programa antivirus y te ayudarían a volver a estar en armonía.

COMPROMISO, recuerdo esta primera palabra que me dijo una psicóloga al comenzar un camino de sesiones y de trabajo personal, por entonces era muy joven y no tenía el nivel de consciencia que tengo en este momento. Desde que nací hasta hace unos años la vida para mi era estar en batalla y siempre a la defensiva, con el tiempo he ido aprendiendo que esas guerras que veía en el exterior estaban vinculadas a frentes internos, muchos de ellos desconocidos por mi personaje, trincheras del pasado, memorias de sangre de todos los personajes que fui, y el sufrimiento de un árbol transgeneracional que anhelaba algún gesto de paz. El compromiso no es que te cases con otra persona, tampoco sacrificio, sino el amor que te das cada día, ¿te tratas con cariño y respeto? El compromiso es encontrar la libertad que uno mismo se ha acotado.

Como me gusta ahondar en las cosas pero desde una manera creativa y con un poco de locura, explico la vibración que resuena la palabra compromiso.

Por una parte tenemos los vocablos que más se repiten en la palabra con sus respectivos valores: 6/3 4/2 9/2 7/1 3/1 1/1. Estas 6 vibraciones ya nos dan una breve pincelada en la simbología de la palabra compromiso. Amor incondicional, la autoestima, el equilibrio, la confianza, el orden, construir, la igualdad, los valores, responsabilidad, poder de decisión, salir de la zona de confort, compromiso con nuestros niñ@s interiores, ser alquimistas… Increíble ¿verdad? Sigamos, porque en el apartado operaciones la palabra compromiso se nutre de 55, de 10 y de 1 como valor primo y vibración resultante. Aunque el 55 no se considera numeración maestra, personalmente sí lo incluyo como vibración maestra, que se repitan los valores, como gemelos, hay que tenerlo en cuenta, es un mensaje insistente, como un toque de atención. 55 dos veces 5 que es la vibración de los cambios, del movimiento, de Fluir, nos habla de responsabilidades, de esa comunicación que valoramos tanto en los demás, hagamos un ejercicio de introspección y apartemos las barreras que hemos puesto en nuestra propia comunicación interna, se podría decir que un compromiso con la vida es: Experimenta. La vibración 10 lleva un 0, conexión con la divinidad, con otros planos, hay más nivel de consciencia, el arcano mayor 10 en el tarot es la Rueda, aquí pueden haber temas cíclicos que se repiten para darles sanación, darnos la oportunidad de sanar, pintar un campo de posibilidades amplio, no acotado, resonando con esa libertad que venimos a aprender a sentir. Finalmente, la vibración 1 es la independencia del individuo, compromiso con los comienzos, con todas esas ideas puestas en proyectos, es ese empuje en la vida, como el impulso en una contracción, nacer, florecer, abrirse camino. El arcano mayor del tarot que representa el 1 es el Mago, el alquimista, quien es capaz de hacer cualquier cosa, pero aquí haré hincapié que la vibración 1 le falta esa conexión con la parte espiritual, es una energía muy mental y esto puede llevar a trabajos o resultados no satisfactorios. Por ejemplo, el 3 crea desde una zona artística porque hay más conexión con la parte espiritual, con lo místico, con el universo, incluso con la niñez.

COMPROMISO: la libertad.

Vanesa

Numeróloga, Terapeuta Transpersonal

Publicaciones

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
× ¿Cómo puedo ayudarte?