Numerología y Consciencia

Tarot Evolutivo: la búsqueda emocional y un encuentro espiritual

El ser humano ha manipulado la espiritualidad desde el orígen de todo, creyendo que solo la religión es espiritualidad. Puede que la religión naciera de una intención para un bien común, pero con los años se ha convertido en una herramienta de todo menos espiritual, donde la política, la codicia, y el ego con su deseo de ser como Dios han utilizado algo que era profundo y que viene del alma para el control mental de las personas.

La magia, la brujería, la alquimia, el tarot, todas estas áreas místicas tienen sus memorias ancestrales, las cuales hablan de un pasado no muy acertado con estas prácticas. Como seres humanos todos tenemos la capacidad de canalizar porque somos como un gran conducto energético, la gestión aquí entra en qué estamos canalizando, si energías de frecuencia baja o densa, o energías que resuenan en luz y amor. Somos como receptores andantes, hay personas que se dedican profesionalmente a canalizar seres de luz, y otras canalizan agujeros negros. El alma sin el cuerpo humano conoce muy bien la espiritualidad y su expansión, el amor y el poder de la luz, pero el alma con un cuerpo humano también la caga, y se lía la manta a la cabeza en muchas ocasiones. Solo el alma junto con su ego caracterizado puede utilizar la luz para ver en la oscuridad y así evolucionar en consciencia, o en cambio depositar el conocimiento que otorga la luz para agrandar a la sombra. La elección y decisión siempre está en nuestro camino de vida.

Imagino que la cosa se fue de madre (como dicen en México), cuando la vibración de la espiritualidad se desequilibró pasando al miedo, utilizando la canalización para fines no amorosos, o predecir el futuro para evitarlo y manipularlo, y a esto le sumamos que por aquellos pasados la vibración del planeta era mucho menos fluida que la actual, pues nos da la historia referente a la espiritualidad, lo mísitco, al universo cuántico, la que forjamos y escribimos con lágrimas, sudor, muerte, sangre, y poco sentido del humor.

Recuerdo cuando era niña como me ocurrían “cosas inexplicables”, las viví desde el miedo, y siempre me sentí muy extraña referente a sentir una percepción más desarrollada o sensible, hasta tal punto que inconscientemente cerré esa puerta entre mundos y dimensiones, durante años. Empecé a decir aquello de “no es que no crea, pero lo respeto”. Y aunque en mi familia la habilidad de percibir otras energías no metafísicas está heredada, nadie supo decirme qué ocurría cuando sentía golpes debajo de mi cama, o cuando se iba la luz, o cuando se me rompían vasos en las manos… Hasta que no me enfrasqué en mi camino de crecimiento personal y álmico no encontré respuestas para comprender mi infancia a todos los niveles. En mi transgeneracional hay memorias de rechazo a la espiritualidad, a canalizar, a aceptar la luz interna, y por ende trabajar para la luz y el amor incondicional. El rechazo de un don divino, o encaminado a la luz tiene la información de no merecimiento del alma, o del inconsciente familiar, o incluso colectivo. La energía pendiente de sanar y de transformar de otras vidas puede bloquear el paso y fluidez en la vida actual. Y tan solo la práctica de una espiritualidad sana es la que beneficia la evolución en consciencia, abundancia y prosperidad.

Desde la numerología consciente voy a hablar de las palabras Tarot Evolutivo, primero empezaré por Tarot, que se muestra como es, la escucha interna, el compartir consejos, como vibración de toda la palabra da 2/20 que por una parte simboliza la questión interna, la toma de consciencia, el hacer un escáner a nuestra vida, también simboliza el recogimiento personal, el prestar atención, el atender a nuestras emociones y conocer qué ocurre en nuestro interior. El equilibro energético está en poner un poco de orden (energía 4) a ese flujo de preguntas y dudas que suele tener la vibración 2 y 20. Como palabra Evolutivo la vibración predominante final es 6/42, la vibración del amor incondicional, de vivir sin enganches emocionales, de aceptación y flexibilidad, de generosidad y respeto. También resuenan energías como la 4 que es establecer unas bases, tener ideas de prosperidad, unos hábitos, de construir los puentes que nos ayudarán a pasar hacia territorios desconocidos pero necesarios para anvanzar a nivel personal. También rige la energía 3, la vibración de crear y de creer, de sentir la inocencia, de superar miedos y retos. El equilibro en la vibración 6 de evolutivo está en 11, en ser un maestro de la palabra, de dar voz a aquello que nos mueve en la vida, de hablar sobre lo que queremos hacer y ser, también de compartir la comunicación para para seguir aprendiendo en beneficio de todo ser humano. Evolutivo muestra los cambios, la aventura de experimentar, el crecimiento en la comunicación, y profundiza en ese aprendizaje a través de amarnos a nosotros mismos. Como vibración completa en Tarot Evolutivo predomina la energía 8 que nos indica el trabajo, la constancia, el tener unos objetivos pero sin expectitativas, puliendo la humildad y la honestidad, en poner al ego en el sitio que le corresponde, ni un centímetro más ni de menos, y no olvidarnos de tratarnos con cariño, de se pacientes, y de cultivar la autoconfianza.

Personalmente, el tarot me ha aportado y me ayuda mucho más y mejor desde que lo enfoco y consulto desde una zona de consejo, de escuchar los mensajes internos e inconscientes, de aceptar un análisis evolutivo y no en prestar atención en predecir nada que no contemple una responsabilidad en mi misma.

 

Quiero compartir contigo una entrevista a Helena Bendala, es canalizadora de seres de luz y trabaja con el tarot evolutivo.

 

¡Abrazos de luz para tod@s!

Mi nombre es Helena Bendala y nací en Madrid, España. Tengo 33 años, soy Piscis en Solar, Cáncer en Ascendente y Libra en Luna.

Presentarse a un@ mism@ parece fácil, pero en cierto modo es complicado porque inconscientemente buscamos dar una imagen grata de nosotr@s, así que ¡Intentaré ser lo más neutral posible…!

¿Cómo te diste cuenta de cuál era ti misión de vida?

Lleva una larga evolución desde mi infancia, así que empezaré por ella: cuando era pequeña, mi padre y mi madre potenciaron al máximo mi curiosidad, y gracias a los hábitos de lectura diaria que veía en ellos, empecé a leer y a poder ser capaz de encontrar en los libros respuestas a mis múltiples preguntas acerca de todo.

Mi padre, Paco, ama la naturaleza desde siempre, y supo transmitirme ese respeto y pasión por ella además de contarme la magia de los seres del bosque. Mi madre, Rosa, me enseñó la importancia del respeto a mis semejantes aún cuando estuviera en desacuerdo con ellos y la libertad de elección.

Con Eva, mi hermana pequeña, aprendí el compartir, el cuidar y proteger, la diversión, las risas auténticas y el tener un@ amig@ para siempre.

Con este cóctel, crecí feliz saltando por los árboles, machacando moras con mi hermana para hacer “pinturas ruprestres”, haciendo cabañas de palos y en casa dibujando sirenas, hadas, unicornios, elfos (¡Toda la fauna mágica posible!). Leyendo todo lo que pasaba por mis manos, buscando respuestas en cada texto y diversión en cada cuento.

Cuando cumplí los 11 años, me diagnosticaron un tumor cerebral.

Fui operada y todo parecía ir bien, pero 3 años más tarde se había vuelto a reproducir y volvieron a operarme de nuevo.

Con la primera operación y mis tiernos 11 años, Paco habló conmigo y me dijo que sabía que todo iba a ir bien (cuán importante es entregarle confianza a un@ niñ@), y que un@s amig@s suyos se habían reunido y habían rezado para que energías positivas, seres de luz, me ayudaran en ese camino, y también me habló de alguien que me cuidaba por encima de todo, aunque no pudiera verle. Me sorprendió mucho, porque era algo que no llegaba a entender, pero con su explicación sentí que algo se abría en mi corazón y le dí total validez a sus palabras porque encontré que era la verdad. Ahí empezó mi camino por el conocimiento de la luz, me llamaba poderosamente la atención cualquier cosa que tuviera que ver con Ángeles, tarot, seres de los bosques, extraterrestres, leía y leía sin parar, además de que experimentaba cada vez más sincronicidades.

Me fui haciendo adulta, empecé a trabajar y estuve durante casi 10 años en un sitio que cada vez me hacía más y más infeliz, sentía que no había nacido para estar en una recepción viendo mis días pasar… Me estaba alejando cada vez más de mi esencia. Y lo dejé.

Al poco caí en una profunda depresión con ataques de ansiedad muy fuertes. Me hice una promesa: tenía que superarlo sin medicación y sin ayuda externa para autodemostrarme que si había superado 2 tumores, esto no iba a poder conmigo. ¡Y lo logré! Y justo en mi “noche más oscura” (se llama así al proceso de despertar) empecé a tener unos sueños muy vívidos en los que se me aparecían unos seres preciosos que me daban mensajes, y me animaban a transmitirlos a mis seres queridos y con ello aumentar la vibración del planeta Tierra. Si ya veía señales, empezaron a ser constantes.

Todo eran sincronicidades y empecé a oír respuestas en mi cabeza, era como si me contestase a mí misma pero sabía que no era yo, hasta que entendí que eran seres de luz comunicándose conmigo. Me estaba despertando. Poco a poco, dando muchos saltos probando cuál podría ser mi camino, desde aprender a crear Apps pasando por diseñar invitaciones de boda, entendí que lo que me llenaba el corazón era escuchar a los demás y poder darles los mensajes que los seres de luz tenían para ell@s utilizándome a mí como canal.

Empezó mi plan de acción: me hice una lectura de Registros Akhásicos, me confirmaron mi camino de vida y de ahí nace “El 5 Elemento”, mi proyecto personal como Oráculo Terapeútico.

¿Qué beneficios te aporta canalizar a través de una visión del tarot evolutiva?

Lo esencial es que me alinea totalmente conmigo misma, me llena de luz y de bienestar y siento que en esta encarnación estoy cumpliendo con mi propósito, me lo paso en grande (¡los seres de luz son muy divertidos!) y aprendo cada día más a amarme a mí y a los demás.

¿Es tu única ocupación a nivel profesional?

Actualmente, compagino mi trabajo como autónoma con las lecturas de oráculos, pero mi propósito es que este sea mi único medio de vida, dedicarme 100% a mi camino de vida.

¿Nos explicas un poco sobre los ángeles y los ángeles guardianes?

Los ángeles nos guían a lo largo de nuestras vidas, desde nuestro mismo nacimiento hasta el momento de desencarnar, por lo que tod@s tenemos un ángel guardián que se define según el día y el mes en que nacimos. Un ángel guardián es un mensajero que nos ayuda y nos acompaña en nuestra vida para llevarnos por el buen camino. Es importante que sepas que tu ángel es capaz de intervenir y materializar todo lo que desees en cualquier ámbito de tu vida, es por eso que conocer tu ángel guardián puede llegar a ser muy útil.

En mi caso, el nombre de mi Ángel de la Guarda es Yebamiah, pero forma parte de mi “equipo de luz”, es decir, no está únicamente él, también hay más seres de luz a mi lado (y al tuyo, ¡Tod@s contamos con un equipo de luz!): mis guías, mis maestros, el Arcángel que en ese momento más puede ayudarme en esta etapa de mi vida, etc… Tu sabiduría interior te indicará por medio de alguna señal o pensamiento cuál está contigo.

Helena Bendala canaliza un mensaje para ti, querid@ lector-a

Es importante recordar que el tiempo es algo humano, para los seres de luz no existe, pertenecen a un plano distinto, son atemporales. Te explico esto para que entiendas que en el momento que leas este mensaje, será el momento correcto en que debas recibirlo, no existen las “casualidades”, existen las “causalidades”, todo ocurre por una causa.

Concéntrate en tus pensamientos y en tus sentimientos cuando leas una canalización, y tú mism@ sabrás si algo de esa información es aplicable a tí. ¡Espero que te resuene!

Ha acudido a mi llamada el Arcángel Miguel, para deciros estas palabras:

“Se van a producir cambios positivos en tu vida, y estás en el momento ideal para realizar cambios en tu vida. Lo que antes percibías como obstáculos en tu avance, que incluso a veces estaban haciéndote perder tu propia fé, se están disolviendo delante de tus ojos, lo que antes parecían montañas, ahora son suaves colinas. Voy a estar a vuestro lado en ésta época de cambio, recurre a mí cuando necesites tranquilidad y confianza en el siguiente paso que dar. Ten fé, todo saldrá a pedir de boca”.

Si habéis llegado hasta aquí, gracias por vuestro tiempo (y si no, ¡Gracias también!), me llena de alegría haber podido abrirme a tod@s vosotr@s, e infinitas gracias a Vanesa por la oportunidad, ha sido un auténtico placer desde el momento que me enviaste tu propuesta de colaboración hasta el resultado final

¡Tened un maravilloso día!

Muchas gracias a Helenda Bendala y al Arcángel Miguel por estas bonitas palabras que seguro que retumbarán dentro de ti. Puedes encontrar a Helena a través de sus redes sociales:

Blog

Instagram

Facebook

Quiero finalizar este post con un gran GRACIAS, a tí lector-a, a personas como Helena que me dicen sí y colaboran en mi proyecto de aportar conocimiento y otras maneras de ver la vida, pero sobre todo con una mirada amorosa, a mis ganas de seguir adelante tanto con la web, a esas más de 900 visitas al blog, a esas más de 200 personas que se han parado un momento por aquí, y desde el canal de Youtube, donde comparto vídeos sobre consciencia y numerología consciente, junto con las meditaciones del proyecto personal solidario “Conecta con el Bienestar”.

Vanesa

Numeróloga, Terapeuta Transpersonal

Puede que también te guste...