Los hilos invisibles de la familia

La familia, ¡qué de historias!… algunas para escuchar delante de una chimenea, y otras para deshacer esos recuerdos en nosotr@s, ¿Verdad? Lo que voy a escribir en este post dedicado a la familia y a sus hilos invisibles es desde el prisma de mi propia experiencia personal junto con la experiencia en los casos que veo a través de las cartas natales numerológicas. Todo desde un sentido espiritual, holístico y transpersonal, unido a la parte dual.

Familia, la palabra que numerológicamente vibra en 33/6, energía reconocida en el mundo de la numerología por ser una vibración maestra, la vibración del amor incondicional, y coincide con la edad de Cristo cuando desencarnó, de ahí que le hayan atribuido la etiqueta y estigma de vibración que siente que el amor es sacrificio.

¿Quién no ha tenido alguna discrepancia con sus familiares? Una proyección de espejos muy cercana. Desde técnicas de desarrollo personal como la biodescodificación, la gestalt, la bioneuromoción, la filosofía un curso de milagros, la herramienta ho’oponopono, y la numerología emocional como tantas más se puede profundizar en temas familiares, transgeneracionales para darles luz, paz, amor y perdón. Cada herramienta tiene su modo de operar, en algunas resueno más y de otras me quedo solo con lo que me ayuda a sentirme en paz, el equilibrio y método de sanación lo elige y crea un@ mism@.

Desde mi trabajo como numeróloga he observado que puedo conocer a través de las vibraciones que componen y predominan a la persona que consulta, sobre memorias y aprendizajes familiares y transgeneracionales. Una persona que sufrió abusos, seguramente en sus vibraciones haya algún nueve en su parte paternal o maternal, ya que la energía nueve es la luz, la guía, pero para ello ha de experimentar la sombra y aprender la gran antorcha que es para sí misma y para los demás.

Cuando una persona ha venido a esta dualidad con alguna dificultad, desde el sentido espiritual es porque esa alma eligió en un espacio sin tiempo, limpiar memorias de sus dos clanes familiares, y a su vez hacer de espejo y guía a sus padres, normalmente hay un gran aprendizaje y conexión madre-hijo. En general, los hij@s vienen a despertar en consciencia a los padres y madres. Pero en los hij@s “especiales” hay una misión de consciencia y amor incondicional más elevada. Como familia espiritual y seres de luz estamos en misiones de ayuda, y de poner luz, amor y perdón a esos pasados que se quedaron pendientes en archivos álmicos. No importa si no conociste a tus padres, el inconsciente existe, y tod@s estamos unidos en un plano cuántico. Cómo te desarrolles en la vida hablará de tu familia, de tus aprendizajes, y de tí mism@.

He aprendido que la vida no se puede comprender desde la mente, desde mi personaje no tengo toda la información necesaria para llegar a entender la vida y sus experiencias, otra cosa es que el ego sí lo cree. Con esto no justifico los actos desde vibraciones densas y bajas. Pero, desde mi experiencia personal, hasta que no le empecé a dar espacio a mi parte álmica, a decirme “bueno, ¿y si hay otra manera?, hasta que no hice las paces con memorias pasadas de carencia, de abusos, de maltrato, con todas esas memorias que rondan y pululan de vez en cuando, y sobre todo conmigo misma, comprendí que todo esto me bloqueaba y no me dejaba ser quien era de verdad. No es cuestión de días, es un trabajo, un viaje personal de tiempo, de paciencia, el respeto hacia a un@ mism@ requiere de constancia y de una autoestima sana. No es “pongo amor a esta situación” y ya se hizo la iluminación en mí, porque estamos hech@s de infinitas encarnaciones, y vete a saber las memorias (que podrían ser muy similiares entre ellas) que hemos de desbloquear y liberar. Pero dar un paso hacia el amor y la paz crea espacio en nuestro interior, y los mecanimos y engranajes cuánticos se ponen en marcha a través de sincronías, de serendipias, de milagros. Y entonces descubres que puedes cambiar, que estás sanando, y a su vez recuerdas a los demás que también pueden hacerlo.

Por supuesto que hay situaciones muy duras que el personaje no puede perdonar, pero es que quien perdona es la parte sabia que hay en nuestro interior. El ego por sí solo nunca llegará a esa zona, porque no le interesa la armonía, ni sentirse amado, el ego solo busca fans como ídolo que se cree que es. Perdonar, aceptar, no significa que la situación nos gusta o hay que aguantar según que cosas, o que nos vamos de copas con quien nos hiere… Desde mi experiencia perdonar es ver en mí para qué tengo un espejo que me habla de lo que sea en ese instante de mi vida, porque seguramente sea algo que me quede pendiente de sanar, de integrar en mi día a día.

Desde la mente no podrás comprender la vida y su sentido espiritual si no incluyes en tí a dios, la divinidad, el universo, la energía inteligente, algo más grande y sabio que tú y que no te juzga, llámalo como quieras. Te invito a que reflexiones en cómo te haces las preguntas, y que cambies el modo de formular tus cuestiones, en vez de decir “¿por qué me pasa a mí? ¿por qué siempre doy con el mismo tipo de parejas? ¿por qué mis jefes, jefas son cortados por el mismo patrón?…” a ¿para qué me pasa a mí? ¿qué hay en mí que elijo siempre el mismo tipo de parejas? ¿para qué escojo a jefes, jefas que abusan de su autoridad?. Si tú eres el/la protagonista de tu vida algo habrá de responabilidad en tí en todo lo que te ocurre, ¿no crees? ojo he dicho responsabilidad y no culpabilidad. Que nos conocemos ego. Puede que elijas a parejas que te abandonan porque representa los arquetipos padre-madre y te abandonaron, o fueron ausentes en tu infancia, o que tú en otra vida lo hicieras. Si siempre te ocurre lo mismo quizás es para que empieces a cambiar cosas en tí. Y si tus jefes o jefas tienden a ser autoritarios y a faltarte el respeto, entonces empieza a respetarte, a poner límites, inconscientemente buscas el reconocimiento y protección de papá y mamá… Se que el ego te impide que tengas pensamientos existenciales, pero, ¿has pensado si fuiste tú un agresor o agresora en otra vida? Ningún ser humano está libre de “pecado”.

Antes de perdonar, has de perdonarte a tí mism@, tampoco quieras construir una casa por el tejado. Qué mejor reconocimiento a tus ancestros y ancestras que recordarles que estén en paz, que comprendes sus miedos, y por eso les envías amor, para que se perdonen.

“Criatura de la luz, no sabes que la luz está en tí.” (Un curso de milagros)

Si quieres conocer cómo empezar a romper patrones que te bloquean para prosperar en tu vida, puedes ponerte en contacto conmigo rellenado este formulario, o desde la opción de contacto telefóno o correo electrónico que está en el menú de la página web.

Puede que también te guste

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
FACEBOOK
YouTube
INSTAGRAM