Numerología y Consciencia Personal y álmico

Pequeño ejercicio para alinear emoción y pensamiento para cerrar ciclos, con un divertido y creativo ritual para dar la bienvenida al año nuevo.

En la recta final de este 2020 tan cabeza cuadrada que ha sido y a escasos pasos de la entrada al nuevo año 2021. Un año venidero que numerológicamente vibra en 5, vibraciones en relación a tomar responsabilidad de nuestras emociones, a que fluyamos en el presente sin pensar qué nos puede pasar… anhelamos disfrutar de la vida en su total libertad, o almenos sin llevar mascarillas, o poder estar con las personas que amamos, pero que esta vibración de revolución y disfrute no te haga mirar y buscar fuera, porque entonces seguirás enganchad@ en el aprendizaje del año 2020. Además que prevalece el aprendizaje de tomar consciencia, de dejar de emitir juicios, y que empecemos a construir un mundo distinto, desde otras energías no tan densas, sin pasados y memorias que nos encarcelan y nos programan a repetir historias una y otra vez. También tendrás que asumir tu vibración año personal junto a este año nuevo 2021, que sin duda es la que te predominará a la hora de experimentar tus retos.

Ayer tarde estuve de charla con Dios, creo que nunca lo había hecho como ayer, reservé un momento para los dos, quería dedicarle unas palabras, cada día le agradezco lo que tengo, pero en la charla y escrito quise abrirme por completo, fue muy emocionante, y me sentí como si me hubiese liberado de esas piedras que guardaba en mi mochila de otros viajes por si acaso, pero que en este viaje no me dejaban avanzar con plenitud y confianza.

Comparto contigo mi pequeña charla con la Divinidad, puede que te sirva como ejemplo para crear tu propia carta para cerrar ciclos, y soltar lastres desde una zona de tranquilidad, retornando a la paz y a la quietud que brilla en la luz del alma.

“Amado Dios, Divinidad, bajo esta luna llena y este sol precioso, cálido, con un cielo que imita al reino celestial, quiero decirte que Gracias Gracias Gracias… Te estuve buscando en mi juventud, aunque no podía encontrarte, no supe… Hasta que vi en Àlex tu bondad, es parte de ser de luz ¿Sabes? Me emociona sentarme para escribirte, cuando sé que estás y formas parte de mí, de todo lo que soy, aun así, déjame que te diga Gracias. Gracias por ser consciencia, por no juzgar, por tus milagros, por escucharme, por lo que tengo, por lo que ya es. Y gracias por Brillar en mí (cuando te lo permito, ¿verdad?)… Siento no estar despierta totalmente, es y está siendo un camino repleto de experiencias y aprendizajes. Antes de empezar el año 2021 quiero despedir el año 2020, bendiciendo mi auto descubrimiento, he hechos nuevas amistades… y sigo en este camino de ayuda, de compartir, que resuena a lo que mi alma le gusta hacer, y aunque como personaje a veces me bloqueo, creo y siento que mi alma se siente contenta.

Quisiera con tu permiso, cerrar temas pendientes, esas memorias pasadas que arrastro inconscientemente, quisiera si tu me ayudas a darles libertad, amor, paz, y libertad en beneficio de tod@s. Que mis energías masculina y femenina ser equilibren armonizando mi ser. Pongo perdón a mis pasados con un abrazo. Sonrío de felicidad al ver donde estoy hoy, en este preciso instante, se que no puedo dejar de sentir miedo, pero también se que no estoy sola, tu amor está por encima de todo, o más bien lo envuelve todo, como el equipo de seres de luz que me acompañan. A los guías que ya no están conmigo porque necesito a otros guías especializados en otras áreas y aprendizajes, les doy las gracias por haberme acompañado, y gracias por cada idea que recibo por inspiración vuestra.

Me gusta lo que he conseguido, y lo que he sido capaz de construir en este 2020 que ya hay que darle fin. Corto lazos y pactos inconscientes. Y con amor los libero cual paloma de la libertad. Por mi vuelo cuidando mis alas. Tomo responsabilidad sabiendo que tú me Sostienes, sostener no quiere decir que no tenga que caer cuando sea necesario para mi aprendizaje, sino que aunque caiga, no te habrás ido a ninguna parte, seguirás brillando dentro de mí, recordándome la fuerza, la voluntad, y el amor incondicional. “

También aprovecho este improvisado post para compartir contigo un ritual ejercicio para esta noche, durante las 12 campanadas, consiste que pongas una intención en cada campanada acompañada de la gratitud, simbólicamente estarás abriendo un campo de energía positiva con decretos en los que tomas responsabilidad de tu vida. Han de hablar de tí, no de otras personas, es el único requisito que te aconsejo respetar.

Gracias por tomar un ratito para tí y para mí. Te deseo un próspero y educativo 2021

 

 

Vanesa

Numeróloga, Terapeuta Transpersonal

Puede que también te guste...