Personal y álmico

¿Qué pasaría si…?

Esta sociedad si conociese la basura emocional inconsciente que han elegido sanar las almas cuyos personajes en esta encarnación tienen algún tipo de discapacidad o trastorno del desarrollo, en vez de agredirles habría que darles las gracias. Hay un vídeo que transita por las redes sociales, decidí no terminar de verlo por mi seguridad mental. Un chorro de adolescentes con móvil en la mano incluído y grabando, son partícipes de una agresión a un chico que tiene autismo. Me preocupa el grado de inconsciencia que hay en los jóvenes en este presente, solo has de estar 5 minutos en la puerta de un colegio para observar el nivel de frustración y agresividad que les envuelve.

Los pensamientos desde el ego no llevan a una solución sin violencia. La justicia para el ego es igual a muerte. Por supuesto que hay imágenes que reactivan fuegos internos. Pero reaccionar no resuelve lo que está ocurriendo, más bien lo agrava. Respeto quien comparte vídeos donde se han grabado agresiones, pero con este artículo invito a la reflexión, si al compartir estas grabaciones en tus redes sociales conoces si la persona agredida puede sostener lo que implica esto. Un@ puede pensar que está ayudando, pero ¿y si con tu gesto estás colaborando a que esa persona pueda sucumbir al suicidio? Por no hablar de los derechos de imagen y privacidad… Es la monda cómo se rige esta sociedad, pululando vídeos sobre agresiones, malos tratos, personas que matan a animales… y los vídeos de personas que hablan y comparten sobre consciencia son tajantemente vetados.

Ver y pensar en densidad nos enferma, literalmente.

A mi hijo cuando cursaba 2 de primaria sufrió también agresiones, por parte de niñ@s de 4 curso de primaria. Y no sé ni la misa de la mitad, y creo que lo prefiero… Pasé mis fases de sanación ante esta experiencia como madre. Y pensé en esos niñ@s, ¿para qué necesitaban esperar en el patio a un niño que le costaba expresar sus emociones? Gritarles a sus padres no hubiese solucionado nada, desde mi punto de vista. Así que lo trabajé en mí.

Seguramente esos adolescentes han de aprender sobre el amor incondicional. La juventud de la era 2000 ha de poner mucha, pero mucha consciencia en sus actos. Con estas palabras no justifico los actos que se cometen desde la perturbación mental. Solo intento comprender qué coño estamos haciendo cómo sociedad.

La justicia que quiere el ego es de emperador, los 11 vibrando doblemente desde la numerología. El equilibro y mensaje está en dar voz, en compartir con la palabra, no en decidir bajo el flujo de mis creencias qué es lo que está bien. Porque, ¿qué es lo que está bien? Mi bien puede ser tu mal. La coherencia se rige por contemplar una armonía en el pensamiento, en la emoción, y en el sentimiento. La incoherencia atrae experiencias que no entendemos, y este es uno de nuestros aprendizajes en esta dimensión dual. Solo el amor puede unir esta dualidad.

De la pandemia actual es que paso. Como alma encarnada en este tiempo formo parte de esta película, pero no me identifico con ella, y no voy a jugar a ser lo que otras personas quieren que sea. Construyo mi personaje desde mi creatividad, y soy y seré lo que yo decida, a mí los humos y las luces ilusionistas no me atraen. Acepto esta locura pero no la compro. Un bichito no puede ser la única realidad en un universo rodeado de multi universos.

Ayer me reía al pensar que para qué se puede ir al cine si hay confinamiento municipal… En mi caso esta opción no existe. Aunque para las personas que sí puedan acudir al cine y les ayude a desconectar del exterior, que no dejen de hacerlo. Tapar el caos no es solución práctica, puede que esté siendo un parche a corto plazo, pero llegará el momento que el caos explote de verdad… Pero con luz y paciencia se podrá afrontar e intentar sanar.

¿Qué pasaría si todas las personas dejáramos de ver y creernos todo lo que dicen en los informativos? Si de la vida y la muerte han hecho un show televisivo… es para entretener no para que nos cuestionemos. Todos los cuentos tienen un fin.

¿Qué pasaría si atendiéramos a nuestras emociones?

¿Qué pasaría si no utilizásemos tantos medicamentos?

¿Qué pasaría si estuvieras por y para tí mism@?

Decide cuál es tu historia.

Vanesa

Numeróloga, Terapeuta Transpersonal

Puede que también te guste...