Si mereces lo que sueñas, pon paz en tu dormir

Parte de tu vida es un guión relatado en un espacio sin tiempo, sin cuerpo. El ego no lo recuerda porque no estuvo presente, pero tu alma sí. Muchas de tus experiencias son manifestaciones de memorias inconscientes, ya sea en tu árbol transgeneracional o de tus vidas pasadas.

Cuando es la tercera pareja que no te trata bien, cuando siempre acabas cediendo a dar tu poder personal a otras personas y no hacer lo que realmente quisieras en tu vida, ¿cuestionas qué necesitas aprender o qué necesitan aprender los demás? En la ecuación de la vida tú formas parte de la raíz, ERES el valor no variable. Siempre estás tú ante las experiencias, algo habrá en tu programación interna sea consciente o inconsciente en la que has de tomar consciencia para saber cómo desbloquear, sanar, liberar… todo lo que te acerque al bienestar completo.

Hasta que no te respetes y digas No sin sentirte culpable experimentarás la sumisión, la carencia, la desvalorización, el abuso… y no porque te lo merezcas, sino porque es la energía que emite tu inconsciente, tu libro de aprendizajes. Has de escribir fin, pasar páginas, cerrar puertas, a todo aquello que ha formado un gran embrollo con tu ser, desliar ese enredo que forma nudos en el centro de tu estómago. ¿Y cómo se hace eso? Aprendiendo a Amarte, a sentirte Merecedor-a, a sentirte Aceptad@.

Muchos de nuestros aprendizajes en la vida están vinculados a cómo nos sentimos respecto a la familia, ¿qué representan papá y mamá para tí? Una ausencia (física o emocional) de estos dos arquetipos nos desestabilizan de lo lindo, ya que están en sincronía con las energías femenina y masculina.

Prácticamente, lo que experimentamos en la vida son proyecciones vibracionales en relación a cuan amor, perdón, y comprensión sumamos al pasado, y en nuestro día a día. El presente es como el fondo de un prisma, depende de con qué ojos miras a tu alrededor. ¿En tu mirada hay observación o recuerdos? ¿Cuando recuerdas hay dolor, sufrimiento, o comprensión? Que quede claro que no te juzgo, aún hay cosas en mi vida que me duelen al recordarlas, también tengo mis aprendizajes.

Con estas líneas quiero compartir la liberación que se siente el conocer que un@ mism@ tiene el poder de decisión, y de cambiar. Tú eliges si quieres seguir estar en rencor, o si empiezas a hacer las cosas desde otras perspectivas. El día que me dí cuenta de podía cambiar en mí el pasado dañado, las partes de mí que atraían situaciones y personas que eran leña al fuego de mis memorias, en ese momento sentí libertad. Está en tí aceptar tu propia responsabilidad.

La sanación no es automática, ya que el personaje ha de procesar muchas emociones, a nivel energético es instantánea la transmutación, pero el equilibro requiere de constancia, de ganas, y de practicar y practicar el ser mejor persona que ayer. Pero cuando Creas tu Fe, los milagros ocurren, sin más.

¿Te animas a romper las cadenas?

Puedo acompañarte en terapia, compartiendo contigo cómo aprendí (y sigo aprendiendo) a poner Paz, a sentir Perdón y Amor hacia mí misma.

Puedes rellenar el formulario para más información

Vanesa

Numeróloga, Terapeuta Transpersonal

Publicaciones

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
× ¿Cómo puedo ayudarte?