Se el Mundo que deseas construir y disfrutar

Sanar duele, poner luz en la oscuridad es como echar el desinfectante a la herida, nos incomoda, nos hace estar de mal humor, y en muchas ocasiones acabamos por abandonar el proceso de curación. Hagas la terapia que hagas, o psicoterapia, o x tratamientos de crecimiento personal, si cuando toca profundizar no lo haces, o incluso el ego sale a la vista, entonces estás poniendo un parche más, una tirita que te da tregua a corto plazo, es un placebo que el inconsciente acabará detectándolo.

Si es tu decisión me parece perfecto, pero ten en cuenta que es un engaño más del ego. Lo superficial tiene su función que es apaciguar a la mente, pero hacer el viaje al “centro de la tierra” tiene su papel en una total (o más cercana) auto sanación, porque han de trabajar en equipo corazón y mente.

Hay personas que tienen un tipo de expectativas cuando me solicitan su carta natal numerológica. La numerología con la que trabajo no es superfical, no te hablaré de 3+3=6 y su significado básico y frío. Contemplo cada vibración que predomina en tu personaje, con sus polaridades, qué tipo de aprendizajes resuenan en estas vibraciones, vinculándolas a las emociones, a cómo gestionas las emociones, qué variedades e intensidades energéticas denotan en tu carácter, al trabajar con el árbol transgeneracional tengo en cuenta posibles memorias de este a través de la frecuencia númerica en tu personaje, e identifico las energías femenina y masculina (seas mujer u hombre).

Comprendo que a veces puede ser complejo entender las vibraciones que te “identifican”. Pero, no te quedes con qué número eres, el mensaje está en acoger la responsabilidad de esas energías que resuenan en tí para poder reconducirlas si estubiesen desequilibradas. Si tu expectativa es que te diga “eres así porque tal número te hace ser así” entonces no soy la numeróloga o terapeuta que estás buscando. Para mí el autoconocimiento es un espejo donde el ego acepta mirarse sabiendo que es más que un personaje, que también hay corazón, un alma, o como quieras llamarlo. El autoconocimiento, al principio de tomar la decisión de emprender el camino de empezar a sanar no es un baño de rosas. A medida que vas practicando el perdón, el amor, y la paz si empiezas a disfrutar de la experiencia, tanto que incluso será como un baño de rosas. Pero para ello has de ser disciplinad@ en tu tarea de crecer a nivel personal, de fijar un compromiso contigo mism@ en amarte.

El amor incondicional es amor incondicional, en él no hay dolor, es en el verbo y en su metafísica que experimentamos el sufrimiento, y las demás emociones que nos caracterizan como seres humanos.

Personalmente, experimenté que el odio y el rencor me enfermeban, tanto físicamente como psicológicamente, y se representaba en una vida que era como un cubo de infelicidad. Por supuesto que cuesta dejar años y años de programación densa, tóxica, porque lo conocido nos “reconforta”, aunque sea droga. Pau Donés se entregó a sus aprendizajes a través de su enfermedad, y tomó consciencia de para qué tuvo que pasar por un cáncer. Veo a personas que comentan los ejemplos de personas públicas de bondad, y al tweet siguiente se han vuelto a enganchar con alguna movida de miedo y odio. Es fácil olvidarse del consejo cuando en tí no las experimentado. Es cuando el alma no tiene más posibilidad que enfrentarnos a un accidente, a algo traumático, una enfermedad, una muerte de un ser querido, un despido, una relación que termina, etc…

Elijas lo que elijas tú estás en tu verdad y yo en la mía, ya que el amor incondicional nos contempla tanto a tí como a mi por igual, aunque dualmente estemos transitando caminos de consciencia distintos.

Puede que también te guste

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
FACEBOOK
YouTube
INSTAGRAM