Antes de nada, quiero dedicar unas palabras a mi tía:

Desde ayer ya puedes descansar en paz. Aun no me lo creo, me cuesta creer todo lo que pasó desde hace un año. Tengo recuerdos, sentimientos encontrados, rabia también. Me alivia pensar que compartir el Ho’oponopono contigo te sirvió para pasar parte de un cáncer agresivo y terminal con fe. Mi querida Monsita, fan de Mabel Katz. Voy a recordarte con tu fortaleza, con tu coraje, con tu perfección a la hora de complementar ropa, con tu cuerpo divino, y tu pelo precioso, con tus ganas de ser feliz, con tu fácil y contagiosa risa. Ahora, podrás tener todas esas charlas con tu mami, que me decías que querías tener. Nuestros secretos están a salvo, aunque ahora nuestros cafés con leche serán desde el cielo. Intentaré no reclamarte demasiado, saluda a Francesc de mi parte. Gracias por creer en mí, por recordarme mis dones, gracias por ser mami tambíen cuando lo necesité, que me vieras y me sintieses como a una hija fue y es un regalo. Tu crack te dice adiós terrenalmente, pero mi ser de luz te envía amor, en mi corazón siempre serás bienvenida. Te echo de menos. Te amo, mi estrellita. Sé luz en la expansión de la luz.

Aviso que no sé exactamente el desenlace de este post, es una entrada terapéutica para mí, sí, l@s terapeutas también se trabajan sus emociones y procesos más sombríos.  O deberían, como cualquier persona, sea a lo que sea a lo que te dediques. Una manera que me ayuda mucho a reconducir mi vibración hacia la coherencia y armonía es tomando consciencia de aprendizajes, expresando lo que siento o he sentido, dando voz a mis emociones. Los trabajos simbólicos también me aportan una apertura de energías positivas y una sensación de tranquilidad. Por eso, en mis terapias incluyo trabajar con ejercicios simbólicos, puede parecer ridículo, pero los milagros que ocurren tras esto, el cambio de registro en las vibraciones y memorias, es hermoso y sanador.

Quiero tratar el tema de la sexualidad, porque últimamente veo que (como todo, para no variar) se desmadra. Se habla de libertad cuando se están polarizando en libertinajes. En la libertad está el libre albedrío y por consiguiente el respeto. En el libertinaje no hay respeto por los demás, de echo es una huída más a la responsabilidad personal, y emocional.

Por otra parte, la espiritualidad con el sexo no está reñida, es la religión que utilizó el sexo como castigo para manipular a la población. Somos seres energéticos, emocionales, y sexuales. Pero no por ello vamos a ir rompiendo los límites coherentes de cada persona. Así cómo experimentes el sexo es como te sientes contigo mism@. Por supuesto, también hay información de “mamá y papá”, de cómo fue nuestra infancia, vidas pasadas, y un sinfín de inconsciente que se proyecta para a ver si un@ cae en tomar consciencia y sanar lo que sea que se esté manifestando en ese presente.

¿Por qué lo sexualizamos todo? No hay una educación sexual sana pero sí lo vamos sexualizando todo, es muy alarmante, la verdad. ¿Quién se come un trozo de chocolate en camisa solamente, con calcetines colegiala, en un sofá junto a la chimenea? Lo menos que soy es sensual comiendo chocolate. Que no podamos comernos un plátano en público tranquilamente ya dice demasiado. Los disfraces de carnaval son todos ahora sexys, rozando lo porno, los niñ@s han de jugar a juegos infantiles, inocentes, sin ninguna programación. Una niña es una niña (o si se siente niño) no una pequeña mujer, y viceversa. Jugamos para auto descubrirnos no para etiquetarnos en una programación linguística adulta, que a año 2021 derrapa en desvalorización.

Ayer escuché a niños de sexto curso decir “cinco por el culo te la hinco”… Esto puede ser lo más suave que sale por esas bocas de la pubertad. Y por favor, no utilicemos lo típico de “es que siempre a sido así, es una tradición, bla bla”, ya que además nos acogemos a esto cuando nos interesa, y cuando no, entonces sí salimos con pancartas a destruir containers. Como escribí en el post de ayer, (pincha aquí para leerlo) la comunicación brilla por su ausencia en estos tiempos.

Está claro, cada un@ es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo, pero me cuesta entender para qué hay que salir en body, por ejemplo, si lo que quiero es que escuchen mi canción, la música que hago… es que no me veo hablando con alguien por la calle y de repente ponerme a hacer “twerking”. Que hay un mensaje de “es mi cuerpo y lo toca quien yo quiero”, ok, pero creo que se traspasan ciertas líneas, entre libertad y libertinaje. En el mundo del yoga ocurre lo mismo, cuando el yoga es una filosofía espiritual, pero ¿es necesario posar sobre todo en posturas donde se marca una apertura de caderas, trasero, en bragas y sujetador? Quizás es que sí soy mayor para ciertas cosas. Sexualizar vende, es un hecho.

¿De cuántas parejas las personas como seres independientes se masturban o practican el sexo conscientemente con ell@s mism@s? Depender de la pareja o de otra persona para disfrutar del sexo, esto ya da pistas de que algo ocurre en algunas de tus capas emocionales. Lo siento por l@s fans de 50 sombras de Grey pero, desde mi perspectiva no es una película que narre una historia de amor. Están los dos personajes para hacer terapia urgentemente. Pero como el hombre es rico y atractivo nos distorsiona la realidad de que es una persona con unos traumas muy graves que sanar. Y esto la mayoría de la sociedad lo ve romántico… Si me pinchan no me sacan sangre… “no seas así, es que a él le pasó también” (me decían personas hablando sobre esta película)… Exacto, quien es victimario fue víctima en su día.

Las series, films, incluso en los dibujos se utiliza un lenguaje de desvalorización, apego emocional y machismo. Que en películas basadas en la historia utilicen el léxico de por entonces, eso sí es lo normal. Pero que en dibujos actuales los personajes digan cosas como “lloras como una niña”… o como hace poco escuché en una serie juvenil “estás con ella porque se deja hacer cosas por detrás”… es para alarmase, y como dice mi hijo cuando quiere solucionar temas que le preocupan: escribir cartas de repulsa hacia a esto a los correspondientes responsables. Con respeto, esto siempre.

Hace unos días, me salió por instagram un vídeo de tic toc, era una chica ya mayorcita, tomando un biberón, en brazos de un chico… pues, sí, amig@s, creo que la sociedad está muy grave…

No es lo mismo practicar el sexo consciente que tu ego folle con sus traumas. No es lo mismo el amor que querer con sacrifico. No es lo mismo disfrutar de una cerveza que drogarte hasta perder la consciencia… El mundo material existe, pero hemos de aprender a poner límites y tener en cuenta desde dónde nos estamos moviendo en la vida. No critico la forma de vestir, pues yo soy de las que van con leggins de colorines, camisetas cuquis (para mí, claro), tengo mi estilo, y también puedo ir en shorts que dejan ver mis muslos, pero si hiciese un vídeo de numerología no voy a sexualizarlo, yo que sé, chupando bolis, por ejemplo. Hablo de esto, de lo que estamos haciendo con el sexo en general, ya que es energía, energía creadora, e irremediablemente nos habla de nuestro interior.

Solo puedo decirte que te ames para que ninguna adicción tenga el poder de tentarte y alejarte de tu bienestar y paz.

 

 

 

Puede que también te guste

1 comentario

Los comentarios están cerrados.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
FACEBOOK
YouTube
INSTAGRAM