Cuando el ego se dice a sí mismo que está Despierto

Comenzaré este post con una anécdota de mi hijo, que para mí es una gran suerte que él sea mi hijo. Vino de casa de su padre, y se ha empezado a estirar en todas partes, y me dice: -mama, mira, soy Jesús. Y le he preguntado, qué Jesús. Y me ha respondido: -Jesús el Cristo, que sale así en las pancartas de la iglesia… Le he resumido un poco por qué sale en esa posición, y se ha quedado con la idea de que se agarraba al tablón de madera porque tenía pupa…

Después de la acogida tan positiva en mi último post que compartía mis perspectivas sobre el sexo y como lo hemos sexualizado todo a nivel social, puede que me planteé escribir más sobre sexo y espiritualidad, jeje… Si aún no lo has leído te dejo el enlace para que no te lo pierdas. Pincha aquí

En la entrada de hoy quiero compartir cuestiones a partir de un documental, que está fraccionado por capítulos que se titula “Sobrevivir a la muerte”, es de Netflix. Me quedan solamente dos episodios para terminar el documental. Es muy interesante, pero como todo en la vida, es preferible que la información la contrastes, o lo que no resuna con un@ mism@ se descarte, directo a la papelera mental de reciclaje.

Me emocioné viendo las experiencias de personas que habían estado clínicamente muertas durante unos segundos, minutos, y cuentan como se vieron fuera de su cuerpo físico, sensaciones, colores, seres de luz… Cómo es posible “superar” el duelo de algún familiar, con las historias que lloré sin parar fue con las muertes de los hij@s, como madre no puedo imaginar lo desolador, y rota que ha de ser la vida experimentando esta magnitud de aprendizajes.

Me gustó que incluyeran información científica y antigua, la parte que no me gustó nada fue en la que hablan de las mediums físicas. Y de esto quiero tratar parte de este artículo, ya que creo que por cosas así la espiritualidad, y herramientas basadas en filosofías no duales se estigmatizan por no aclarar o dar información más amplia sobre estos temas.

En el documental “Sobrevivir a la muerte” hablan de espíritus como si fueran todos lo mismo, y aquí hay que aportar discernimiento. No mencionan para nada que está el bajo astral y la vibración alta, y por ignorancia de esto ocurre lo que ocurre, como mis amig@s que se creen que la Numerología es algo maligno y de magia negra…

Lo siento por la medium física que sale en el documental, pero me es inconcebible que lo que ella practica o se dedica profesionalmente tenga una pizca de divinidad y luz. Que un espíritu pueda alterar tu cuerpo y te domine, no mola, y no me parece que venga del amor incondicional. La medium se encierra como en una especie de armario, atada a una silla, (que esto tiene rasgos masoquistas), y la sala y donde ella está disponible para canalizar, está totalmente en la oscuridad, no dejan ninguna luz encendida y tampoco entrar las cámaras para grabar el documental. Escuchan una música para subir vibración… (he de decir que miré a mi alrededor en busca de mis guías y les dije riéndome: -mmm, esto no parece de vibración alta…) Unos cánticos que me sonaban a ritmos de rituales con intenciones sospechosas y no de luz.

Los egregores se manifiestan con los pensamientos densos (nuestros pensamientos densos), el bajo astral es una realidad más, y desafortunadamente, son como piojos, que se enganchan fácilmente a las personas en momentos de energía negativa, caótica, muy “destroyer”. A las almas perdidas en el limbo (y más de una es porque el familiar que está con vida no le suelta) hay que darles instrucciones de que encuentren la luz, que escuchen a sus guías para dejar de estar atrapados. Creo que es un error invitarles a largo plazo, pues este no es lugar para un alma sin cuerpo. Nuestro lugar como espíritus está con la Divinidad, con los seres de luz, no en la Tierra. Resueno totalmente en como lo narra el film “Nuestro Hogar” de Chico Xavier.

Que de vez en cuando venga un familiar, un amig@, no encarnado a darnos un mensaje, ánimos, a recordarnos el amor que somos… Genial. A mí cuando me ha ocurrido lo he agradecido muchísimo. Pero soy consciente de que retenerlos conmigo perjudica a su evolución como almas, también. Suelo decir en voz alta frases cómicas para mi gente del cielo, también lo hago con mis guías, con mi alma, incluso conmigo misma.

La espiritualidad si la utilizas para hacer mal, en las tinieblas, ya te aseguro que no acudirá a tí ningún Arcángel a que tus propósitos se realicen, atrerás a las sombras. El famoso demonio, que no es más que el ego cuando se cree un Dios. Pero es como todo en la vida, si eres polític@ y trabajas para la oscuridad, el resultado será un agujero negro. La medicina se descubrió para salvar vidas, para ayudar a tener salud, a prolongarla. Pero si se utiliza con fines densos, se obtienen farmaceúticas, líderes con un ego totalmente en la oscuridad.

También quería tratar el tema de las personas que dicen ser espirituales y critican al “no despierto”, al que come carne, etc… Es tan “amazing” esto que me entra la risa, veo por Instagram estas cosas y me pregunto si realmente no están siendo conscientes de que están vibrando en un ego espiritual. Si Dios, el Universo, la energía inteligente, el Cero, el Origen (como tú le llames) no nos Juzga y nos Respeta, ¿por qué venimos a dar lecciones de espiritualidad a personas que están en sus batallas como nosotr@s?

Durante mi vida he sido vegetariana unas cuantas veces, en intervalos de años, también probé ser vegana, pero mi economía no me daba para tanto. Hace unas semanas volví a comer carne, también porque me estoy tomando unos comprimidos de magnesio y colágeno para aliviar mis dolores en los tendones, ya que ahora los sufro en ambos brazos. (A nivel emocional sé para qué me duelen, pero no es un trabajo de sanar y liberar memorias en pocos días) Igualmente, creo que a veces nos acompañan ciertas dolencias como si fueran una alarma, un recordatorio de que si aflojamos o nos despistamos se activan.

Sí es un tema, (alimentarme de carne) que a veces me causa culpabilidad, pero no por ello me siento peor persona que un vegan@. ¡Entramos tan fácilmente en los juegos y embrollos del ego! que me causa fascinación, incluso. Por otra parte, el covid ha sido y es como una marea que ha venido a que floten y resurjan esos egos que estaban camuflados, disfrazados. Que es evidente que la humanidad ha de aprender a despertar de muchas memorias y creencias, Sí, pero no diré que yo estoy despierta y los demás por pensar distinto no. Con mi trabajo diario de desarrollo personal trabajé mucho los juicios, ya que en el pasado fui una persona muy rencorosa. No digo que no haya dejado de juzgar, pero es algo que me cuesta bastante, bueno, cuando le ocurren cosas a mi hijo sí me vienen pensamientos rápidamente de juicio. Pero reflexiono, y tomo consciencia, me aplico en mis aprendizajes álmicos.

La espiritualidad es mejorar con amor a tu personaje, recordarle que también hay una alma (espíritu) y ser conscientes de aquí no hemos sido tod@s un@s sant@s. Y que nos volveremos a equivocar una y cien veces en nuestro camino de caminos. Pero también no olvidar que elegimos tener un cuerpo para cuidarlo y disfrutarlo, con armonía y mimo.

Si te gustaría que escribiese sobre algún tema en concreto, o grabar algún vídeo o meditación, contacta conmigo para recibir el input. Gracias por leerme.

<No importa cuales sean las condiciones a las que tengamos enfrentarnos, no debemos perder de vista la idea de que el Amor es el eje del Universo sobre el cual gira todo.>

Puede que también te guste

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
FACEBOOK
YouTube
INSTAGRAM