Personal y álmico

Cuando el ego se excita, ¿El alma experimenta amor o miedo?

Hablar de sexo consciente es un “temazo tía”(como diría el humorista Goyo Jiménez). Y por otra parte, ¿por qué no hay información libre y accesible sobre esto? ¿Tanto control mental para qué, para no saber gestionar una experiencia emocional como es el sexo? Y otra cuestión que me surge es ¿el sexo consciente es sexo espiritual? Si somos también cuerpo un porcentaje en la práctica sexual será experimentada por el ego. Creo que el kit de la cuestión es vivirlo sanamente, pero ¿cómo se puede experimentar una conexión sexual y espiritual a la vez con alguien que quizás acabas de conocer? Pregunto esto porque si hemos venido a aprender a vivir el amor en su desapego, y sin idolatrar, sin sumisión, sin poseer… ¿Qué clase de amor puede haber entre dos personas que no son pareja que solo buscan, necesitan, o quieren tener sexo?

Las memorias inconscientes y el sexo

Si el encuentro sexual nace de una necesidad seguramente es el ego, nuestro personaje que se siente sol@, pero, ¿y nuestra alma? ¿ella siente el deseo de sentir una caricia, de estar en la intimidad, o de tener sexo con otra persona, o con un@ mism@?

Sí, como seres de luz sin cuerpo no nos embargan estas emociones, pero en esta dimensión donde la materia ha de experimentar para aprender, para conocer, para sentir, en esta dualidad terrenal sí nos azotan pensamientos y anhelos. Estamos formados por tantos inconscientes que creo que nos sobrepasa tanta información en nuestro campo cuántico. Está el instinto animal, la parte biológica, y esto es inevitable. Las memorias celulares pueden transmutar, evolucionar, pero no desaparecen. La energía no puede desaparecer. Otra cosa es que neguemos lo que nos piden a través de sensaciones corpóreas nuestro ego o nuestra alma. Que tapamos el deseo con la comida u otra adicción puede ser una punta de un iceberg.

La sexualidad no es porno

Me lloran los ojos sangre cuando veo a niños de 10, 11 años decir cosas como “maricón”, “por el culo te la hinco”, “y una polla”… No puedo negar que me da terror esta generación tan precoz en las palabrotas y el no respeto, y tan tardía en seguir jugando como niñ@s, con la imaginación, con la inocencia, a saber perdonar y seguir adelante. Ayer leí un artículo que dice que los niños menos de 12 años consumen porno, y la estadística a aumentado. Es horripilante. Pero si echas un ojo a las series o films actuales, la mayoría narran historias de que el amor es sufrimiento, y que el sexo es “hacer de todo” menos conectar con esa persona.

Para mí el porno es la decadencia del ego.ç

Una juventud que cree que el sexo es el porno, y unos adult@s que creen que la prostitución es experimentar el sexo libre. Nada más lejos. La de traumas y memorias inconscientes que seguimos teniendo con el sexo.

Los goles que nos meten

Entre la iglesia, la política, y cómo nos educan a nivel sexual estamos muy perdid@s. Ya no escuchas a un artista, sino compras sexo visual. Hay una programación visual sexual muy accesible y tan apetecible para la juventud, que nos sigue extrañando por qué sigue en aumento el machismo.

Hay un programa show nuevo, una isla con chicos y chicas que parecen gogós de discoteca, (no digo que no nos tengamos que cuidar, pero también estamos las que tenemos celulitis, bajitas, y sin utilizar demasiado el maquillaje). El caso es que vi un mini casting de los participantes, y no pude estallar, tuve una mezcla de risas y de tristeza a la vez. Escuché cosas como “si veo a una jaca esa es para mí”, “a mí me gustan los chicos juguetones” “yo he venido a llevarme la pasta, y a la chica”… Suficiente, ¿verdad?

A todo esto se supone que es un programa para encontrar el amor… jaja…

¿Es vital el sexo en nuestra experiencia personal?

Aquí tengo mis conflictos, dudas que aún no he resuelto. Creo que cada alma ha venido a experimentar el amor a través de sus aprendizajes establecidos y pactados, y cómo vivir y disfrutar del sexo irá vinculado a su autoestima, y la conexión con su propia creatividad.

Quienes hayan elegido vivir una vida asexual quizás es que está en sus aprendizajes pendientes de otras vidas, siempre hay algo que no vemos (la información inconsciente) que nos hace decidir, normalmente como personajes, y cuando integramos el alma en la ecuación, lo más adecuado es que hayan consensos. Todos somos un mar, pero con sus propias historias que sanar para reconocernos como mar y no como solamente gotas de agua.

De adolescente sufrí abusos, y te aseguro que experimentar el sexo sanamente ha sido un verdadero trabajo interno. Por eso quiero hablar de esto, y romper los estigmas que hay sobre el sexo, la mujer, el placer, y la espiritualidad, concretamente. Quizás, más que hablar de sexo consciente se podría llamar sexo sano, esa práctica energética que nos ha de llenar de luz, de bienestar, de gozo, no por un orgasmo, sino por todo el proceso, por el camino de experimentación. Puede que esto que escriba sea una barbaridad, pero lo que se siente cuando tenemos un orgasmo, ha de ser muy similar a cuando somos seres de luz sin cuerpo, ese estado de paz presente y eterna.

En las regresiones que he visto que las personas describen el momento de morir y conectar con la luz, con la divinidad, siempre son sensaciones amorosas, de expansión, de “no quiero volver a bajar”. Creo que con el sexo en parte buscamos esto, esa conexión “celestial” que como materia densa nos cuesta ver y sentir que somos. Retornar a casa, sin separación alguna.

Sexo con o sin pareja

Voy a seguir complicando el tema, jeje no, la verdad es que me parece súper interesante, y se debería de hablar abiertamente, sin pudor, para poder llegar a comprender o intercambiar opiniones sobre el tema. Para aprender y conocernos mejor.

¿El sexo con pareja es sano? Depende, dependerá de en qué aprendizajes presentes tengan como indivíduos. Cuando haya una evolución personal y conjunta en vibraciones similares entonces la pareja sí experimenta su relación desde otro nivel, incluido el sexo.

El sexo esporádico no me termina de encajar, quizás sean mis resistencias y creencias a que lo vinculo a una pareja.

Aunque desde qué zona practiques el sexo contigo mism@ te hará saber cómo lo experimentas, si hay ego y memorias, o si hay alma y conexión. Igualmente, si somos seres creadores, creativos, y la energía sexual está vinculada ese chacra, a sentirnos merecedores, merecedoras, podemos utilizar la imaginación que es nuestra magia interna para crear y descubrir qué nos gusta, qué queremos conseguir en la vida.

Lo que sí tengo claro es que el sexo consciente es respeto y 0 sufrimiento. Es una unión energética que resonará en frecuencia y sincronía con todas las vibraciones presentes. ¿Cómo crees que lo vives tú?

Vanesa

Numeróloga, Terapeuta Transpersonal

Puede que también te guste...