TODAS LAS ENTRADAS DE:Vanesa

Numeróloga, Terapeuta Transpersonal

Mostrando: 1 - 10 de 49 RESULTADOS

Se el Mundo que deseas construir y disfrutar

Sanar duele, poner luz en la oscuridad es como echar el desinfectante a la herida, nos incomoda, nos hace estar de mal humor, y en muchas ocasiones acabamos por abandonar el proceso de curación. Hagas la terapia que hagas, o psicoterapia, o x tratamientos de crecimiento personal, si cuando toca profundizar no lo haces, o incluso el ego sale a la vista, entonces estás poniendo un parche más, una tirita que te da tregua a corto plazo, es un placebo que el inconsciente acabará detectándolo.

Si es tu decisión me parece perfecto, pero ten en cuenta que es un engaño más del ego. Lo superficial tiene su función que es apaciguar a la mente, pero hacer el viaje al “centro de la tierra” tiene su papel en una total (o más cercana) auto sanación, porque han de trabajar en equipo corazón y mente.

Hay personas que tienen un tipo de expectativas cuando me solicitan su carta natal numerológica. La numerología con la que trabajo no es superfical, no te hablaré de 3+3=6 y su significado básico y frío. Contemplo cada vibración que predomina en tu personaje, con sus polaridades, qué tipo de aprendizajes resuenan en estas vibraciones, vinculándolas a las emociones, a cómo gestionas las emociones, qué variedades e intensidades energéticas denotan en tu carácter, al trabajar con el árbol transgeneracional tengo en cuenta posibles memorias de este a través de la frecuencia númerica en tu personaje, e identifico las energías femenina y masculina (seas mujer u hombre).

Comprendo que a veces puede ser complejo entender las vibraciones que te “identifican”. Pero, no te quedes con qué número eres, el mensaje está en acoger la responsabilidad de esas energías que resuenan en tí para poder reconducirlas si estubiesen desequilibradas. Si tu expectativa es que te diga “eres así porque tal número te hace ser así” entonces no soy la numeróloga o terapeuta que estás buscando. Para mí el autoconocimiento es un espejo donde el ego acepta mirarse sabiendo que es más que un personaje, que también hay corazón, un alma, o como quieras llamarlo. El autoconocimiento, al principio de tomar la decisión de emprender el camino de empezar a sanar no es un baño de rosas. A medida que vas practicando el perdón, el amor, y la paz si empiezas a disfrutar de la experiencia, tanto que incluso será como un baño de rosas. Pero para ello has de ser disciplinad@ en tu tarea de crecer a nivel personal, de fijar un compromiso contigo mism@ en amarte.

El amor incondicional es amor incondicional, en él no hay dolor, es en el verbo y en su metafísica que experimentamos el sufrimiento, y las demás emociones que nos caracterizan como seres humanos.

Personalmente, experimenté que el odio y el rencor me enfermeban, tanto físicamente como psicológicamente, y se representaba en una vida que era como un cubo de infelicidad. Por supuesto que cuesta dejar años y años de programación densa, tóxica, porque lo conocido nos “reconforta”, aunque sea droga. Pau Donés se entregó a sus aprendizajes a través de su enfermedad, y tomó consciencia de para qué tuvo que pasar por un cáncer. Veo a personas que comentan los ejemplos de personas públicas de bondad, y al tweet siguiente se han vuelto a enganchar con alguna movida de miedo y odio. Es fácil olvidarse del consejo cuando en tí no las experimentado. Es cuando el alma no tiene más posibilidad que enfrentarnos a un accidente, a algo traumático, una enfermedad, una muerte de un ser querido, un despido, una relación que termina, etc…

Elijas lo que elijas tú estás en tu verdad y yo en la mía, ya que el amor incondicional nos contempla tanto a tí como a mi por igual, aunque dualmente estemos transitando caminos de consciencia distintos.

Como diría Metallica “y nada más importa”

 

Al volver del colegio al mediodía, me asaltó una duda existencial: ¿qué soluciona “pintar” en las paredes de las calles?… Hay otras maneras de canalizar la frustración con un un resultado creativo y sanador para la persona. No es que me importe demasiado las creencias de los demás, pero hoy mi hijo leyó “Mor” (Muere) en una pared de la calle, y se puso a gritar: ¡mama! ¡yo no quiero morir!… los tres minutos restantes de camino a casa han sido con una mini charla de “no te creas todo lo que lees o escuches, y bueno, hijo mío, las personas hacen cosas que no tenemos ni idea de para qué las hacen”. Mi hijo tiene espectro autista, así que algunas charlas son complicadas.

Prescribo la creatividad y la salud emocional, pero no defenderé frases, gestos y actitudes que son de una inmadurez emocional, que a su alrededor hay energía densa, comprendo muy bien la frustración, pero creo que en los extremos nunca se consigue llegar a una solución en beneficio de tod@s. Lo que tú crees que es justo puede que yo lo vea injusto, y viceversa. La línea es la misma, solo cambia el lugar de observación. Si condenas la contaminación pintar paredes no es muy coherente, si quieres que te respete no me grites, si deseas que te acepten… ámate.

… Si exigiendo se consiguiesen llegar a buenos términos, llevaría meses que saldría a la calle sin mascarilla, y me iría donde quisiera. Por mucho que discrepe del sistema educativo actual que tenemos, ¿de qué me serviría encadenarme o hacer una huelga de hambre como protesta? A las cúpulas gobernamentales con cambiar de canal le es suficiente, mientras brindan con cava.

Luchar no es quemar containers, (aunque a veces den ganas), no es cortar carreteras, pintar en fachadas… no me gusta el modelo de matemáticas que enseñan en el colegio, y pienso que para niñ@s con dificultades en el aprendizaje es una bomba emocional que les lleva a la frustración en un pis pas… Fue una gran lucha personal en los meses de confinamiento. Y es una batalla que sigue apareciendo en mi vida. El problema de los sistemas es que ya puedes hacer todo el ruido que quieras que si están avalados por personas con sus mismos intereses, estás jodid@… Me quejo, y me seguiré quejando, sobre todo cuando afecta a la salud emocional de mi hijo, que los niñ@s lloren porque no les sale hacer una división como si se tratase de una obra de arquitectura… es para reflexionar.  Que ahora los y las pediatras sean quienes tienen el valor y autoridad de realizar diagnósticos psicológicos, es para reflexionar. Que mi hijo (o cualquier alumn@) se abra y exprese lo que le ha ocurrido con algún compañero o compañera de clase y se le ignore rotundamente, es para reflexionar. Que hablemos de libertad cuando estamos viviendo en una cárcel política, es para reflexionar. Que niñ@s de diez años tengan comentarios homófobos, machistas, y se burlen de quienes tienen dificultad para expresar sus emociones, es para REFLEXIONAR. Me quejo, discrepo, cuestiono, pero todo esto he de vivirlo y afrontarlo desde un equilibrio personal, sino, es cuando puedo perderme de nuevo en los diálgos inventivos del ego.

El odio se alimenta de más odio, y de miedo. Y aunque mi ego sienta ganas, en ocasiones, de hacer daño, sé que no es la vía que va a ayudarme a estar en coherencia conmigo misma. ¿Qué clase de adultos somos? Porque créeme, cuando veo a los niñ@s comportarse como auténticos salvajes físicamente y verbalmente, da mucho miedo… ya que el origen de todo esto somos nosotr@s.

Si dejara enviar todas las cartas que tiene pensadas escribir mi hijo como al presidente Joe Biden, quiere recordarle que prohibe las armas, a la alcaldesa de Rubí quiere hablarle de toda la contaminación que existe, y así la lista se va agrandando… si le dejara hacer esto tendría que mudarme a otro planeta, jeje… Lo que intento enseñarle es que el poder de cambio está en un@ mismo. Para gestionar una situación no podemos controlar el exterior, solo podemos aprender a confiar en nosotr@s mism@s, y a reconducir nuestro camino si pululamos por los extremos hacia una armonía y equilibrio. Al mundo le da igual tu vida, así que cuida tu vida del mundo. Y a mundo me refiero con gente.

No sé si estamos en la era de acuario, pero que seguimos haciendo lo contrario a lo que deseamos esto no ha cambiado. Por no sentirte sol@ huyes del silencio en busca de ruido. Y porque no quieres volver a sufrir te escondes en tu soledad. Bailando siempre en la misma línea, pero de puntillas y pendientes de un hilo sobre sus polaridades.

Algo que puedo compartir contigo es que seas tú, sin miedo, te aseguro que el amor no te lleva los extremos, más bien es tu forma de amar, pero ese es tu aprendizaje. Que te ames sin miedo. Que vivas, que sonrías, aunque no te devuelvan la sonrisa, no importa si en tu corazón te sientes libre y complet@.

Y lo siento por el último anuncio de cruzcampo, que aunque hable mezclando catalán y castellano, siento pasión por el acento catalán.

Gracias por leerme. Haces que compartir sea más fácil y gratificante.

 

Si mereces lo que sueñas, pon paz en tu dormir

Parte de tu vida es un guión relatado en un espacio sin tiempo, sin cuerpo. El ego no lo recuerda porque no estuvo presente, pero tu alma sí. Muchas de tus experiencias son manifestaciones de memorias inconscientes, ya sea en tu árbol transgeneracional o de tus vidas pasadas.

Cuando es la tercera pareja que no te trata bien, cuando siempre acabas cediendo a dar tu poder personal a otras personas y no hacer lo que realmente quisieras en tu vida, ¿cuestionas qué necesitas aprender o qué necesitan aprender los demás? En la ecuación de la vida tú formas parte de la raíz, ERES el valor no variable. Siempre estás tú ante las experiencias, algo habrá en tu programación interna sea consciente o inconsciente en la que has de tomar consciencia para saber cómo desbloquear, sanar, liberar… todo lo que te acerque al bienestar completo.

Hasta que no te respetes y digas No sin sentirte culpable experimentarás la sumisión, la carencia, la desvalorización, el abuso… y no porque te lo merezcas, sino porque es la energía que emite tu inconsciente, tu libro de aprendizajes. Has de escribir fin, pasar páginas, cerrar puertas, a todo aquello que ha formado un gran embrollo con tu ser, desliar ese enredo que forma nudos en el centro de tu estómago. ¿Y cómo se hace eso? Aprendiendo a Amarte, a sentirte Merecedor-a, a sentirte Aceptad@.

Muchos de nuestros aprendizajes en la vida están vinculados a cómo nos sentimos respecto a la familia, ¿qué representan papá y mamá para tí? Una ausencia (física o emocional) de estos dos arquetipos nos desestabilizan de lo lindo, ya que están en sincronía con las energías femenina y masculina.

Prácticamente, lo que experimentamos en la vida son proyecciones vibracionales en relación a cuan amor, perdón, y comprensión sumamos al pasado, y en nuestro día a día. El presente es como el fondo de un prisma, depende de con qué ojos miras a tu alrededor. ¿En tu mirada hay observación o recuerdos? ¿Cuando recuerdas hay dolor, sufrimiento, o comprensión? Que quede claro que no te juzgo, aún hay cosas en mi vida que me duelen al recordarlas, también tengo mis aprendizajes.

Con estas líneas quiero compartir la liberación que se siente el conocer que un@ mism@ tiene el poder de decisión, y de cambiar. Tú eliges si quieres seguir estar en rencor, o si empiezas a hacer las cosas desde otras perspectivas. El día que me dí cuenta de podía cambiar en mí el pasado dañado, las partes de mí que atraían situaciones y personas que eran leña al fuego de mis memorias, en ese momento sentí libertad. Está en tí aceptar tu propia responsabilidad.

La sanación no es automática, ya que el personaje ha de procesar muchas emociones, a nivel energético es instantánea la transmutación, pero el equilibro requiere de constancia, de ganas, y de practicar y practicar el ser mejor persona que ayer. Pero cuando Creas tu Fe, los milagros ocurren, sin más.

¿Te animas a romper las cadenas?

Puedo acompañarte en terapia, compartiendo contigo cómo aprendí (y sigo aprendiendo) a poner Paz, a sentir Perdón y Amor hacia mí misma.

Puedes rellenar el formulario para más información

Vibraciones en una Carta Natal Numerológica

Numerología

Desde luego esta palabra ha cambiado totalmente mi vida, no porque sea algo mágico, sino porque a través de esta herramienta personal he podido comprender y conocer aspectos en mí que se me escapaban de las manos por falta de información y entendimiento.

Hay múltiples maneras de estudiar la numerología, la kármica, la tántrica, la cabalística, etc… Me formé en la numerología kármica, pero el método que practico y utilizo profesionalmente se nutre de toda mi experiencia en el mundo del desarrollo personal y espiritual, incluso la simbología me ayuda a descifrar cosas que desde una sola base no podría llegar a verlo con claridad.

Me gusta profundizar, buscar pistas, no lo puedo remediar, y desde mi percepción hay disciplinas que se quedan en lo superficial, y sí, para algunas personas ya les está bien, pero para mí es como quedarme a medias, como dejar un trabajo incompleto. Por ejemplo, los pináculos y escollos no los contemplo en mis cartas natales numerológicas, ya que se basan en el factor tiempo y las posibilidades, y me parece algo que tiende a resonar con lo adivinatorio, aunque tengan una base de estadísticas y pre disposiciones numerológicas. Un breve resumen de pináculo sería algo a favor, y un escollo algo en lo que se ha de poner consciencia, y seguramente nos va a costar de aprender, sanar etc…

En una carta natal numerológica te hablaré de tu personaje, de cómo te desenvuelves en el mundo exterior e interior, de cómo gestionas tus emociones, de tus dones y talentos, si hubiese tendencias energéticas pendientes, o intensas, de tus aprendizajes más principales en esta vida, incluso la tendencia en tus energías femenina y masculina. Con toda esta información puedes tomar consciencia de en qué puntos has de mejorar, si has de subir esa autoestima, la confianza, o si has de frenar un poco en la vida, dejar de presionarte tanto.

Discrepo cuando se dice “yo soy tal número”, aunque respeto las creencias de cada persona. Desde mi experiencia como numeróloga etiquernos en una sola vibración es como alegar que “somos así y no podemos cambiar”. Cuando estamos formados por todas las vibraciones posibles… ¡somos energía! Habrán unas frecuencias con mayor intensidad y resistencia en nosotros, y en esas son las que hemos de prestar atención para reconducirlas hacia el equilibrio.

El sendero natal (aunque a mi me gusta llamarle “ruta de vida”) conocido por el resultado que da la suma de la fecha de nacimiento, no nos define completamente, es como si solo buscáramos una sola vibración, es imposible, ya que la energía cambia, fluye y transmuta. Bueno, imposible desde mi percepción y sensibilidad.

En el nombre hay una vibración final, pero también se compone de otras vibraciones, y algunas podrían repetirse y causar intensidad en la manera de ser, en el carácter de la persona, un desequilibrio energético si no se toma consciencia de estas tendencias vibracionales en el personaje. Pero una persona no es solo esas vibraciones, ya que también me componen los apellidos y la fecha de nacimiento. Desde mi punto de vista la numerología no puede ser básica, sino personal. Sí, claro está, que como vibración básica resonará en la persona, pero sí se contemplan de dónde se nutre su vibración final, qué numeros se repiten, letras, etc… obtendremos una información más completa, es como hacer un tac vibracional. Porque tu tendencia en la vida se verá implicada en de dónde viene esa energía final. Tu sendero de vida podría ser un 5, ya, pero no será lo mismo un 5(14) que (32) o a la inversa (41) o (23). Es como ver la vibración de un aprendizaje, habrán aspectos compartidos, pero el comportamiento resonarán en otras frecuencias, por ejemplo un 6 compartirá aprendizajes sobre la autoestima, pero no será el mismo comportamiento en la vida un 6(24) que un 6(15). El primero tendrá tendencia a sufrir por amor, a engancharse emocionalmente, el segundo no tendrá la tendencia de sufrir en las relaciones, ya que le marcan unas vibraciones más independientes, el aprendizaje de la autoestima lo tiene igual, pero desde otro plano energético, o escenarios en la vida.

Por eso he bautizado mi proyecto como numerología emocional.

Te comparto el enlace de Testimonios por si te interesa leer primero las experiencias de personas que confiaron en mi trabajo. TESTIMONIOS

Si crees que una carta natal numerológica te ayudaría a entender esas cosas pendientes en tu vida que no te dejan avanzar, escríbeme y hablamos. También realizo cartas natales de pareja, o dúo, ayudan a comprender los aprendizajes en común.

Después de una carta natal si crees conveniente que has de trabajar con toda la información nueva y no sabes por dónde empezar, ofrezco un acompañamiento terapeútico transpersonal.

Puedes rellenar el formulario para ponerte en contacto conmigo

 

 

 

Un latido es una manifestación de Amor

El amor

¿Para tí qué es el amor?

Hace unos días @Marisol Gonzalez y @Santos Ávila tuvieron una charla en directo donde exponían el amor y todo lo que nos cuesta amarnos a nosotros mismos, dejo el enlace por si quieres verla, ya que es muy interesante ver a dos personas hablar del amor, la consciencia, desde sus creencias, y desde su trabajo personal.

Pincha aquí para ver el vídeo de Santos Ávila y Marisol González

A nivel sociedad le hemos dado el significado al amor a través solo de la pareja, de tener una pareja romántica para toda la vida. Y las personas sin pareja están estigmatizadas con las etiquetas de solitarias, ¡pobres almas solitarias e incompletas!…

Mi experiencia con el amor en estos 40 años recién cumplidos, ha sido de todos los niveles y polaridades. A día de hoy sé que el verdadero amor No resuena con dependencia emocional, y aun así, en ocasiones me sigo enganchando con personas que me acabarán engañando, o en situaciones en las que me desvalorizo pensando que mi don o dones no son para tanto… Y sé que cuando ocurre no son ellos, ni el mundo, sino yo, que en ese instante de mi vida he perdido la fe, y la confianza en mí misma.

Mi historia no es muy agradable pero así fue para que yo entendiese y SINTIESE que ya era amor. Creo que el amor es una energía infinita que se manifiesta en toda dimensión existente y a través de esa frecuencia hay más densidad (la luz no se aprecia por sí sola) o menos densidad (donde la luz no tiene dudas del amor que es). En esta dimensión dual rige la densidad, el cuerpo, y a través del cuerpo el alma se olvida de toda la luz y amor de la que se compone. Aquí empieza la aventura del personaje, y los aprendizajes, valores, y lecciones que ha de integrar, sanar, liberar y aceptar el alma junto al personaje. En la tierra el ego ha de hacer las paces con la divinidad.

Con estas líneas quiero recordarte que el amor no es solo estar en pareja, o compartir una relación, amorosa, sexual, de amistad, no importa. El amor es todo lo que compartes de tí, cuando hablas con amabilidad, cuando ayudas a alguien en encontrar una calle, amor también es darte y disfrutar de un baño de agua caliente, amor es mirarte al espejo y decir con la sonrisa “todo va a ir bien”. Amor es decir no a quien quiere obligarte a decir sí, amor es hablar de lo que en su día te dañó para compartir tu trabajo de sanación… Incluso cuando sientes miedo hay amor en tí.

Para mí, una de las mayores manifestaciones de amor ha sido ser madre. Mi hijo es una maravillosa energía de luz y amor y no hay nada en esta vida que pueda decir que se asemeja a esta experiencia. Somos un equipo especial mi hijo y yo, y siento que su alma y la mía ya habían vivido otras aventuras en otros tiempos. Y en este tiempo estamos aprendiendo sobre vivir nuestros sueños, liberando memorias pasadas experimentando situaciones donde hay que poner el perdón y la comprensión. Mi hijo es mi asignatura de amor incondicional. Día a día.

Para terminar quiero recomendar el centro de acogida Assís que está en una camapaña humanitaria para las personas sin hogar, hay una en especial para las mujeres sin hogar, creo que merece la colaboración. Si quieres pasar por su web pincha aquí

Y ya que hablo del amor, quiero recordarte mi canal de Youtube donde hablo sobre numerología, y comparto meditaciones para los adultos y para los niñ@s. Es mi proyecto personal para conectar con el bienestar.

Mi canal Youtube

Si crees que necesitas un acompañamiento en este momento de tu vida ofrezco sesiones online de terapia holística. También puedes conocer qué dones y qué aprendizajes te has marcado en esta vida a través de una carta natal numerológica.

Gracias por leerme, es otra manera de compartir amor y consciencia.

GRACIAS GRACIAS GRACIAS

 

Espacio de Amor: Andreas Moritz

En este nuevo espacio de amor quiero recomendar un libro que fue escrito por Andreas Moritz, terapeuta, escritor, autor, practicó medicinas que tienen en consideración el punto de vista magnético, vibracional o cuántico. He escrito practicó porque falleció hace unos años. Igualmente, considero que su estudio y descubrimientos son del todo actuales a día de hoy.

Concretamente quiero recomendar el libro “Vacunas: sus peligros y consecuencias”. Como todo en esta vida has de quedarte con la información que vaya a ayudarte en este presente, o con la que resuenes en este momento. Sería una incoherencia en mí seguir a “pies juntillas” a tod@ terapeuta o a cualquier persona que exista en la faz de la tierra. Es como recolectar alimentos que con tu proceso personal acabarás haciendo y compartiendo tus propias recetas de experiencias de vida.

Personalmente, este libro significó un antes y un después en un momento de mi vida muy doloroso. Me trajo comprensión, y respuestas a muchas de las preguntas que me hacía mientras pasaban los días con aquella palabra que se incorporó como si nada, de repente, para formar parte de mi vida. Autismo.

Se que el tema vacunas crea ampollas, pero mi intención no es esa, ya no, hace unos años seguramente, pero aprendí que cada persona está donde ha de estar, y que mi verdad era eso, mi verdad. Con esto quiero dejar claro que no soy anti sistema, ni anti vacunas, pero sí me cuestiono el sistema, sí tengo mi propia experiencia con las vacunas, y en mi caso, como madre, no fue gratificante.

Aprendí mucho sobre metales pesados que entra rápidamente en nuestro organismo, pero que para salir ya no es tan fácil la cosa, como afectan esos metales pesados en nuestro organismo, en este caso, vi como perjudicaban el desarrollo de mi hijo.

Tampoco creo que solo las vacunas vayan a inducir un autismo o un trastorno del desarrollo, alzheimer… Hay tantos factores, emociones, memorias, inconsciente, que no se puede generalizar, o no se debería. Igualmente, dudo que 17 vacunas inyectadas en año y medio de un bebé sean favorables en su desarrollo y crecimiento.

Farmaceúticas y política, dos grandes magnates que más que dedicarse al bienestar de la humanidad se esconden tras máscaras y anuncios publicitarios, pero sus actos es donde realmente dejan ver sus verdaderos intereses… Juegan con nuestras mentes utilizando el miedo.

Y repito, es mi experiencia que me llevó por otros caminos y maneras de ver la vida. De momento, tras siete años de mi andadura por el autismo parece que la realidad no ha cambiado demasiado…

Las cosas que tiene encarnar

Suelta el control, pero toma responsabilidad

Confía, pero se selectiv@

Ama, pero pon límites cuando sea necesario

Respeta, pero aprende a decir No

Enamórate, pero no te enganches emocionalmente

Disfruta, pero no huyas

Medita, pero enráizate

Ten sueños, pero sal de tu zona de confort

Quiérete, pero no te identifiques con el ego

Se feliz, pero sin “noches oscuras del alma” no aprenderás

Conecta con tu parte divina, pero no desatiendas tu cuerpo y mente

Experimenta el dolor, pero el sufrimiento es opcional

El tiempo no existe, pero tu futuro depende de tu presente

Si olvidas, has de perdonar

Para sanar has de compartir tus vivencias

Se sincer@, pero no juzgues

Se honest@, pero no te castigues

Ten retos, pero sin expectativas

Si esperas, te desesperas

Aquí y ahora, pero gestiona tus emociones

En el espejo ves un cuerpo, pero eres energía

Se realista, pero estás bajo la influencia de estrellas, planetas y galaxias

Vive a tu manera, pero acepta a los demás

Transitas en una dualidad, pero también eres un ser de luz

Dí sí a la vida, pero no te creas nada

 

 

 

 

 

Háblame de aquello que te hace únic@

Especial.

Quiero hablar de personas especiales, de niñ@s que enfrentan y afrontan día a día la vida cotidiana gracias a su especial corazón bondadoso y puro. Ciertamente, las palabras como discapacidad o retraso me suelen gustar más bien poco, y durante estos siete, ocho años he aprendido, y sigo aprendiendo, que las etiquetas no contemplan la información que habla más allá en libros de psicología. Porque, ¿Quién habla de empatía? ¿Quién se etiqueta de hablar desde el corazón sobre educación especial? La ignorancia se cae por sí sola cuando ves a una persona que requiere otro tipo de recursos, atención, que necesita un acompañamiento desde una zona de verdadera empatía.

La inocencia es perseguida para ridiculizarla. Lo especial discriminado. Lo diferente agredido.

¿Qué va a pasar con la reeducación especial y esta ley Celaá? Niñ@s como mi hijo podrían ser dados de alta de su plaza de CIEI porque habrían otras plazas con un protocolo y pronóstico más urgente. Dudo que esto sea educación inclusiva… No quiero trasladarme al futuro, pero a día de hoy las cosas a nivel general no pintan de manera empática, solidaria, y con herramientas resolutivas para poder seguir apoyando a la educación especial en todos sus aspectos.

¿Acaso una persona pierde sus derechos cuando no ha sido bautizad@ por los patrones robotizados sociales?

Si te manifiestas te censuran, si reclamas te cierran puertas.

Hubo un tiempo en el que lo reivindicaba todo, estaba tan harta de las mentiras tanto a nivel político, como social. Lo que experimenté cuando el tratamiento biomédico con mi hijo fue tan surrealista que me volví radical, y me polaricé en lo que yo creía que era la verdad. La política me defraudó, la educación, la sanidad… Y toqué fondo en muchos sentidos y aspectos de mi vida. Me separé del padre de mi hijo, y en cierto modo me alejé de todo lo que creía que era lo normal, para empezar de nuevo, pero teniéndome a mí misma de referencia esta vez.

En aquel período de introspección mi hijo y la vida me enseñaron que ver y atender lo especial requiere de un trabajo personal. De crear un vínculo de respeto y comprensión. Y no es lo mismo compartir lo estudiado que compartir lo experimentado.

Y lo cierto, es que ya no puedo obviar el autismo, ni cualquier trastorno del desarrollo, lo diferente, la sensibilidad… no puedo obviar que estamos en un presente muy colgado a nivel educación, recursos y maneras de gestionar las emociones.

¿Quieres saber qué dice la palabra Especial a través de su vibración numerológica?

Se muestra al exterior desde una vibración de rigidez y de toc, de querer encontrar un equilibrio visual que otorga la sensación de paz. Acaba con una numeración karmática, una energía pendiente, una vibración de construir, de hacer las cosas a través de muchos cambios, de perder muchas veces… de sentir el derrumbamiento y que la vida pareciera escapar fácilmente de aquello que se construyó. La vibración predominante es 7, la energía de encontrar la fe, la confianza, del plano mental y racional en busca de la experiencia mísitca o espiritual, es la vibración de equilibrar las energías femenina y masculina… Lo Especial viene a la vida a construir con empuje y con inocencia. Lo Especial nos recuerda todo aquello con nuestr@ niñ@ interior. Lo Especial es cambio como la vida misma, es el reencuentro con tu poder espiritual y con todo tu ser.

 

Almas, egos y espiritualidad

Espiritual.

Zona donde el ego no tiene poder de decisión ni de acción. Se le permite ver pero en silencio. La pseudo-espiritualidad es un traje que se zurce el personaje para auto engañarse diciéndose a sí mismo o misma que está todo sanado, vendiendo pócimas que hablan de curación. Haciendo negocio con la esperanza y el amor. Por negocio me refiero a embaucarse por la productividad, por el dinero y alejarse del compartir, puedes ofrecer un trabajo terapéutico, o dedicarte a cualquier cosa pero sin caer en la arrogancia, ni en la atracción de engordar la cartera. Está claro que necesitamos dinero para vivir, pero que no solo sea esa nuestra vocación. El éxito es ambicioso, y hay que trabajar desde dónde nos movemos, si desde un ego en desfase o desde una zona de armonía. La persona que acude a un profesional en busca de ayuda también nos ofrece un regalo sin ser consciente, porque nos trae un mensaje del inconsciente que, seguramente, nos falta integrar, o pulir esa lección en nosotr@s.

Soy vegetariana, pero no me siento mejor persona que alguien que come carne o pescado. También me alimenté de carne y pescado en el pasado, y es algo que forma parte de mí. Y como siempre digo: hoy soy vegetariana, pero mañana no sé qué seré… Comer sano ¿qué significa? Porque en la actualidad la mayoría de los productos llamados saludables están mega procesados. Y, ¿¿por qué hay que hacer bandos?? La espiritualidad, para mí, se practica respetando. Porque, podría estar en un error, y mi verdad experimentada ser una verdad a medias. Puedo estar viendo un 6 desde mi zona de confort o percepción y tú un 9…

Hay una frase que se la escuché decir a @Enric Corbera con la que resueno mucho y es “no puedes acompañar a una persona a un lugar, si primero tú no has estado en ese lugar”. En la actualidad hay una influencia de mucho mindfulness, coaching, y de herramienas para el desarrollo personal. No es que me parezca mal, sino que hay que conocer desde dónde se está practicando lo que sea que estemos haciendo. Quizás medites durante muchas horas de tu día a día pero a la mínima de tocar cualquier tema emocional el ego se apodere de tí. Me es divertido imaginar los líos y memorias transgeneracionales que dejó a su paso Buda, abandonando a su hijo al que llamó Rāhula, que significa impedimento, obstáculo… o los hijos de Jesús, la de karma o energía pendiente que tuvieron que sanar…  Siempre hay una historia detrás, y otra que estar por venir, seas quien seas.

La paz interna requiere de tomar decisiones, quizás a priori pensadas por el ego, pero con el tiempo quien practica es esa chispa que nos caracteriza de “ser algo más”.

Y una persona no puede amar libremente si primero no se ha encontrado a sí misma. Cuando un@ está desconectad@ de sí mism@ las experiencias suelen ser muy dolorosas, relaciones dependientes emocionalmente, desvalorización en todos los aspectos… y solemos aguantar lo que tenemos por miedo a la soledad.

Aprendí que el amor no va de aguantar dolor, sino de transmutarlo, y que la soledad es una asignatura más, nos prepara y nos otorga conocimiento de la vida, pero sobre todo de un@ mism@.

He analizado vibracionalmente qué nos dice la palabra Espiritual, lo he disfrutado mucho mientras escribía en la pizarra magnética. Está compuesta por tres bonitos 999 seguidos, energía del conocimiento espiritual, de aportar luz a través de experimentar o atravesar esas sombras que también forman parte de la vida. Acaba con la raíz 13, numeración kármica, a nivel interior la espiritualidad nos trae el mensaje de construir a partir de aceptar los cambios, de empezar de nuevo, de liderar nuestra vida a través de dejar fluir en nosotros esa energía de creatividad, de salir de la zona de confort, de no tener miedo a la intuición. Como vibración final nos da 4 también venida de un 13, ser espiritual es construir, hacer otros pilares, otros cimientos, aceptando los cambios de la vida, querer cambiar… siendo flexibles.

Mi trabajo como numeróloga me ha hecho ver que el ego también tiene parte de alma vibrando en su interior, y el alma encarnada tiene su parte de ego formando parte de ella. El equilibrio en una dualidad pasa por tener en cuenta sus caminos. No es aconsejable ir flotando por la vida como si fuésemos ángeles, pero tampoco es sanador identificarse constantemente con el ego. Hacer que se gusten estos dos es el reto que tenemos mientras transitamos por la vida. Puedes practicar la espiritualidad y beber cerveza, tener sexo y disfrutarlo, reírte con monólogos con un sentido del humor ácido, o sarcástico… De hecho, toda persona es un ser espiritual, la práctica ya entra en el libre albedrío.

 

 

Las emociones como un cubo de Rubik

 

A la mayoría de las personas nos han educado con la premisa de que llorar es de débiles, y si has de llorar que sea a solas, que hay temas que mejor no hablarlos en familia. ¿No has sentido alguna vez en tu vida como si fueras una actriz o actor interpretando guiones ajenos a tí dentro de tu misma familia, o incluso en el trabajo? Pantomimas en el hogar, en el empleo, en la política, en la educación… Mentir y ocultar emociones, pensamientos y sentimientos es un show del que el ser humano es creador.

“No hagas esto, viste así, las niñas no eructan, los niños no lloran… si eliges esto te quedarás solo o sola… nadie te va a querer como lo hago yo… no encontrarás la pareja adecuada porque solo te buscas a tí mismo, o a tí misma… las mujeres no pueden opinar, los hombres tienen necesidades…” La de cosas que llegamos a repetir, decir, creer, sin aprender a ser coherentes con nosotros mismos. Pero, la coherencia en el ser comienza con empezar a expresar y a tomar responsabilidad de nuestras emociones, equilibrando el ruido mental que intenta impactar en nuestra manera de ser. Estar de acuerdo en lo que decimos, sentimos y hacemos.

Cuando veo que mi hijo se autoexige hasta niveles de hacer pantalla con sus emociones para encajar en un mundo (cual mundo no quiere encajar con la diversidad), me siento totalmente impotente. Y, aunque trabajemos con herramientas para gestionar sus emociones, hay días que son un completo muro de contención. Días complicados.

En casa normalizamos el llorar, (su mami es muy sensible también, jeje) y en casa de su papi también normalizan el poder expresar con tranquilidad las emociones. Que no pasa nada si hoy te sientes triste, o cansado por llevar masacarilla, que no has de ser perfecto, ni comprender las matemáticas modernas, y si has de preguntar o leer mil veces un texto para entender la lectura, NO PASA ABSOLUTAMENTE NADA.

La sociedad ha olvidado su corazón cuando ha de hablar y relacionarse con la educación especial.

La sociedad se aleja de ser responsable con su propio mundo como indivíduos libres que somos.

¿Acaso un adulto sin aparente conflicto en su desarrollo personal, no siente frustración cuando se le exige hacer algo que va en contra de su manera de ser?

¿Cómo vamos a acompañar a las generaciones jóvenes en su despertar y equilibro emocional si con nosotros mismos construimos torres en nuestro interior?

Como colectivo hay una gran alarma social a nivel emocional, que a su vez conecta con la poca o nula gestión y ayuda a colectivos que necesitan una guía y acompañamiento más personalizado, para enseñarles soluciones a sus conflictos internos y poder vivir sintiendo que son libres, como tú y como yo.

Mi hijo, que para mí es un auténtico maestro espiritual, dice que la autoestima es “quererse automáticamente”. Podemos empezar con esto, amar lo diferente y lo común en nosotros, amarnos tal y como somos, dejar de sentir miedo por sentir, por lo que dirán, y en vez de construir una torre para defendernos y aislarnos del exterior que sea una casa acogedora, como esas de campo, donde se celebran comidas familiares, donde se puede compartir. Compartir quienes somos.

El autismo hizo que deseara y soñara con la voz de mi hijo cuando era pequeño. Empezó a decir palabras a los tres años… Llegar hasta a él siempre ha sido toda una aventura, saber qué le duele, qué le ocurre… A sus nueve años en la actualidad hay muchas cosas que han quedado en el pasado, pero otras están en este presente, con otra poder de manifestación, pero están. Me encanta escucharle cantar, aunque me avasalle en bucles con sus canciones, o himnos jaja… Cuando habla inglés, su pronunciación y facilidad para los idiomas me dejan absorta y llena de orgullo de mami.

Que en los días complicados no dejes de ser tú, respétate. Se libre con aquello que sientas, pienses, y digas.

Haz amor con tu luz.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
× ¿Cómo puedo ayudarte?