Mostrando: 1 - 10 de 39 RESULTADOS

Se el Mundo que deseas construir y disfrutar

Sanar duele, poner luz en la oscuridad es como echar el desinfectante a la herida, nos incomoda, nos hace estar de mal humor, y en muchas ocasiones acabamos por abandonar el proceso de curación. Hagas la terapia que hagas, o psicoterapia, o x tratamientos de crecimiento personal, si cuando toca profundizar no lo haces, o incluso el ego sale a la vista, entonces estás poniendo un parche más, una tirita que te da tregua a corto plazo, es un placebo que el inconsciente acabará detectándolo.

Si es tu decisión me parece perfecto, pero ten en cuenta que es un engaño más del ego. Lo superficial tiene su función que es apaciguar a la mente, pero hacer el viaje al “centro de la tierra” tiene su papel en una total (o más cercana) auto sanación, porque han de trabajar en equipo corazón y mente.

Hay personas que tienen un tipo de expectativas cuando me solicitan su carta natal numerológica. La numerología con la que trabajo no es superfical, no te hablaré de 3+3=6 y su significado básico y frío. Contemplo cada vibración que predomina en tu personaje, con sus polaridades, qué tipo de aprendizajes resuenan en estas vibraciones, vinculándolas a las emociones, a cómo gestionas las emociones, qué variedades e intensidades energéticas denotan en tu carácter, al trabajar con el árbol transgeneracional tengo en cuenta posibles memorias de este a través de la frecuencia númerica en tu personaje, e identifico las energías femenina y masculina (seas mujer u hombre).

Comprendo que a veces puede ser complejo entender las vibraciones que te “identifican”. Pero, no te quedes con qué número eres, el mensaje está en acoger la responsabilidad de esas energías que resuenan en tí para poder reconducirlas si estubiesen desequilibradas. Si tu expectativa es que te diga “eres así porque tal número te hace ser así” entonces no soy la numeróloga o terapeuta que estás buscando. Para mí el autoconocimiento es un espejo donde el ego acepta mirarse sabiendo que es más que un personaje, que también hay corazón, un alma, o como quieras llamarlo. El autoconocimiento, al principio de tomar la decisión de emprender el camino de empezar a sanar no es un baño de rosas. A medida que vas practicando el perdón, el amor, y la paz si empiezas a disfrutar de la experiencia, tanto que incluso será como un baño de rosas. Pero para ello has de ser disciplinad@ en tu tarea de crecer a nivel personal, de fijar un compromiso contigo mism@ en amarte.

El amor incondicional es amor incondicional, en él no hay dolor, es en el verbo y en su metafísica que experimentamos el sufrimiento, y las demás emociones que nos caracterizan como seres humanos.

Personalmente, experimenté que el odio y el rencor me enfermeban, tanto físicamente como psicológicamente, y se representaba en una vida que era como un cubo de infelicidad. Por supuesto que cuesta dejar años y años de programación densa, tóxica, porque lo conocido nos “reconforta”, aunque sea droga. Pau Donés se entregó a sus aprendizajes a través de su enfermedad, y tomó consciencia de para qué tuvo que pasar por un cáncer. Veo a personas que comentan los ejemplos de personas públicas de bondad, y al tweet siguiente se han vuelto a enganchar con alguna movida de miedo y odio. Es fácil olvidarse del consejo cuando en tí no las experimentado. Es cuando el alma no tiene más posibilidad que enfrentarnos a un accidente, a algo traumático, una enfermedad, una muerte de un ser querido, un despido, una relación que termina, etc…

Elijas lo que elijas tú estás en tu verdad y yo en la mía, ya que el amor incondicional nos contempla tanto a tí como a mi por igual, aunque dualmente estemos transitando caminos de consciencia distintos.

Vibraciones en una Carta Natal Numerológica

Numerología

Desde luego esta palabra ha cambiado totalmente mi vida, no porque sea algo mágico, sino porque a través de esta herramienta personal he podido comprender y conocer aspectos en mí que se me escapaban de las manos por falta de información y entendimiento.

Hay múltiples maneras de estudiar la numerología, la kármica, la tántrica, la cabalística, etc… Me formé en la numerología kármica, pero el método que practico y utilizo profesionalmente se nutre de toda mi experiencia en el mundo del desarrollo personal y espiritual, incluso la simbología me ayuda a descifrar cosas que desde una sola base no podría llegar a verlo con claridad.

Me gusta profundizar, buscar pistas, no lo puedo remediar, y desde mi percepción hay disciplinas que se quedan en lo superficial, y sí, para algunas personas ya les está bien, pero para mí es como quedarme a medias, como dejar un trabajo incompleto. Por ejemplo, los pináculos y escollos no los contemplo en mis cartas natales numerológicas, ya que se basan en el factor tiempo y las posibilidades, y me parece algo que tiende a resonar con lo adivinatorio, aunque tengan una base de estadísticas y pre disposiciones numerológicas. Un breve resumen de pináculo sería algo a favor, y un escollo algo en lo que se ha de poner consciencia, y seguramente nos va a costar de aprender, sanar etc…

En una carta natal numerológica te hablaré de tu personaje, de cómo te desenvuelves en el mundo exterior e interior, de cómo gestionas tus emociones, de tus dones y talentos, si hubiese tendencias energéticas pendientes, o intensas, de tus aprendizajes más principales en esta vida, incluso la tendencia en tus energías femenina y masculina. Con toda esta información puedes tomar consciencia de en qué puntos has de mejorar, si has de subir esa autoestima, la confianza, o si has de frenar un poco en la vida, dejar de presionarte tanto.

Discrepo cuando se dice “yo soy tal número”, aunque respeto las creencias de cada persona. Desde mi experiencia como numeróloga etiquernos en una sola vibración es como alegar que “somos así y no podemos cambiar”. Cuando estamos formados por todas las vibraciones posibles… ¡somos energía! Habrán unas frecuencias con mayor intensidad y resistencia en nosotros, y en esas son las que hemos de prestar atención para reconducirlas hacia el equilibrio.

El sendero natal (aunque a mi me gusta llamarle “ruta de vida”) conocido por el resultado que da la suma de la fecha de nacimiento, no nos define completamente, es como si solo buscáramos una sola vibración, es imposible, ya que la energía cambia, fluye y transmuta. Bueno, imposible desde mi percepción y sensibilidad.

En el nombre hay una vibración final, pero también se compone de otras vibraciones, y algunas podrían repetirse y causar intensidad en la manera de ser, en el carácter de la persona, un desequilibrio energético si no se toma consciencia de estas tendencias vibracionales en el personaje. Pero una persona no es solo esas vibraciones, ya que también me componen los apellidos y la fecha de nacimiento. Desde mi punto de vista la numerología no puede ser básica, sino personal. Sí, claro está, que como vibración básica resonará en la persona, pero sí se contemplan de dónde se nutre su vibración final, qué numeros se repiten, letras, etc… obtendremos una información más completa, es como hacer un tac vibracional. Porque tu tendencia en la vida se verá implicada en de dónde viene esa energía final. Tu sendero de vida podría ser un 5, ya, pero no será lo mismo un 5(14) que (32) o a la inversa (41) o (23). Es como ver la vibración de un aprendizaje, habrán aspectos compartidos, pero el comportamiento resonarán en otras frecuencias, por ejemplo un 6 compartirá aprendizajes sobre la autoestima, pero no será el mismo comportamiento en la vida un 6(24) que un 6(15). El primero tendrá tendencia a sufrir por amor, a engancharse emocionalmente, el segundo no tendrá la tendencia de sufrir en las relaciones, ya que le marcan unas vibraciones más independientes, el aprendizaje de la autoestima lo tiene igual, pero desde otro plano energético, o escenarios en la vida.

Por eso he bautizado mi proyecto como numerología emocional.

Te comparto el enlace de Testimonios por si te interesa leer primero las experiencias de personas que confiaron en mi trabajo. TESTIMONIOS

Si crees que una carta natal numerológica te ayudaría a entender esas cosas pendientes en tu vida que no te dejan avanzar, escríbeme y hablamos. También realizo cartas natales de pareja, o dúo, ayudan a comprender los aprendizajes en común.

Después de una carta natal si crees conveniente que has de trabajar con toda la información nueva y no sabes por dónde empezar, ofrezco un acompañamiento terapeútico transpersonal.

Puedes rellenar el formulario para ponerte en contacto conmigo

 

 

 

Háblame de aquello que te hace únic@

Especial.

Quiero hablar de personas especiales, de niñ@s que enfrentan y afrontan día a día la vida cotidiana gracias a su especial corazón bondadoso y puro. Ciertamente, las palabras como discapacidad o retraso me suelen gustar más bien poco, y durante estos siete, ocho años he aprendido, y sigo aprendiendo, que las etiquetas no contemplan la información que habla más allá en libros de psicología. Porque, ¿Quién habla de empatía? ¿Quién se etiqueta de hablar desde el corazón sobre educación especial? La ignorancia se cae por sí sola cuando ves a una persona que requiere otro tipo de recursos, atención, que necesita un acompañamiento desde una zona de verdadera empatía.

La inocencia es perseguida para ridiculizarla. Lo especial discriminado. Lo diferente agredido.

¿Qué va a pasar con la reeducación especial y esta ley Celaá? Niñ@s como mi hijo podrían ser dados de alta de su plaza de CIEI porque habrían otras plazas con un protocolo y pronóstico más urgente. Dudo que esto sea educación inclusiva… No quiero trasladarme al futuro, pero a día de hoy las cosas a nivel general no pintan de manera empática, solidaria, y con herramientas resolutivas para poder seguir apoyando a la educación especial en todos sus aspectos.

¿Acaso una persona pierde sus derechos cuando no ha sido bautizad@ por los patrones robotizados sociales?

Si te manifiestas te censuran, si reclamas te cierran puertas.

Hubo un tiempo en el que lo reivindicaba todo, estaba tan harta de las mentiras tanto a nivel político, como social. Lo que experimenté cuando el tratamiento biomédico con mi hijo fue tan surrealista que me volví radical, y me polaricé en lo que yo creía que era la verdad. La política me defraudó, la educación, la sanidad… Y toqué fondo en muchos sentidos y aspectos de mi vida. Me separé del padre de mi hijo, y en cierto modo me alejé de todo lo que creía que era lo normal, para empezar de nuevo, pero teniéndome a mí misma de referencia esta vez.

En aquel período de introspección mi hijo y la vida me enseñaron que ver y atender lo especial requiere de un trabajo personal. De crear un vínculo de respeto y comprensión. Y no es lo mismo compartir lo estudiado que compartir lo experimentado.

Y lo cierto, es que ya no puedo obviar el autismo, ni cualquier trastorno del desarrollo, lo diferente, la sensibilidad… no puedo obviar que estamos en un presente muy colgado a nivel educación, recursos y maneras de gestionar las emociones.

¿Quieres saber qué dice la palabra Especial a través de su vibración numerológica?

Se muestra al exterior desde una vibración de rigidez y de toc, de querer encontrar un equilibrio visual que otorga la sensación de paz. Acaba con una numeración karmática, una energía pendiente, una vibración de construir, de hacer las cosas a través de muchos cambios, de perder muchas veces… de sentir el derrumbamiento y que la vida pareciera escapar fácilmente de aquello que se construyó. La vibración predominante es 7, la energía de encontrar la fe, la confianza, del plano mental y racional en busca de la experiencia mísitca o espiritual, es la vibración de equilibrar las energías femenina y masculina… Lo Especial viene a la vida a construir con empuje y con inocencia. Lo Especial nos recuerda todo aquello con nuestr@ niñ@ interior. Lo Especial es cambio como la vida misma, es el reencuentro con tu poder espiritual y con todo tu ser.

 

Almas, egos y espiritualidad

Espiritual.

Zona donde el ego no tiene poder de decisión ni de acción. Se le permite ver pero en silencio. La pseudo-espiritualidad es un traje que se zurce el personaje para auto engañarse diciéndose a sí mismo o misma que está todo sanado, vendiendo pócimas que hablan de curación. Haciendo negocio con la esperanza y el amor. Por negocio me refiero a embaucarse por la productividad, por el dinero y alejarse del compartir, puedes ofrecer un trabajo terapéutico, o dedicarte a cualquier cosa pero sin caer en la arrogancia, ni en la atracción de engordar la cartera. Está claro que necesitamos dinero para vivir, pero que no solo sea esa nuestra vocación. El éxito es ambicioso, y hay que trabajar desde dónde nos movemos, si desde un ego en desfase o desde una zona de armonía. La persona que acude a un profesional en busca de ayuda también nos ofrece un regalo sin ser consciente, porque nos trae un mensaje del inconsciente que, seguramente, nos falta integrar, o pulir esa lección en nosotr@s.

Soy vegetariana, pero no me siento mejor persona que alguien que come carne o pescado. También me alimenté de carne y pescado en el pasado, y es algo que forma parte de mí. Y como siempre digo: hoy soy vegetariana, pero mañana no sé qué seré… Comer sano ¿qué significa? Porque en la actualidad la mayoría de los productos llamados saludables están mega procesados. Y, ¿¿por qué hay que hacer bandos?? La espiritualidad, para mí, se practica respetando. Porque, podría estar en un error, y mi verdad experimentada ser una verdad a medias. Puedo estar viendo un 6 desde mi zona de confort o percepción y tú un 9…

Hay una frase que se la escuché decir a @Enric Corbera con la que resueno mucho y es “no puedes acompañar a una persona a un lugar, si primero tú no has estado en ese lugar”. En la actualidad hay una influencia de mucho mindfulness, coaching, y de herramienas para el desarrollo personal. No es que me parezca mal, sino que hay que conocer desde dónde se está practicando lo que sea que estemos haciendo. Quizás medites durante muchas horas de tu día a día pero a la mínima de tocar cualquier tema emocional el ego se apodere de tí. Me es divertido imaginar los líos y memorias transgeneracionales que dejó a su paso Buda, abandonando a su hijo al que llamó Rāhula, que significa impedimento, obstáculo… o los hijos de Jesús, la de karma o energía pendiente que tuvieron que sanar…  Siempre hay una historia detrás, y otra que estar por venir, seas quien seas.

La paz interna requiere de tomar decisiones, quizás a priori pensadas por el ego, pero con el tiempo quien practica es esa chispa que nos caracteriza de “ser algo más”.

Y una persona no puede amar libremente si primero no se ha encontrado a sí misma. Cuando un@ está desconectad@ de sí mism@ las experiencias suelen ser muy dolorosas, relaciones dependientes emocionalmente, desvalorización en todos los aspectos… y solemos aguantar lo que tenemos por miedo a la soledad.

Aprendí que el amor no va de aguantar dolor, sino de transmutarlo, y que la soledad es una asignatura más, nos prepara y nos otorga conocimiento de la vida, pero sobre todo de un@ mism@.

He analizado vibracionalmente qué nos dice la palabra Espiritual, lo he disfrutado mucho mientras escribía en la pizarra magnética. Está compuesta por tres bonitos 999 seguidos, energía del conocimiento espiritual, de aportar luz a través de experimentar o atravesar esas sombras que también forman parte de la vida. Acaba con la raíz 13, numeración kármica, a nivel interior la espiritualidad nos trae el mensaje de construir a partir de aceptar los cambios, de empezar de nuevo, de liderar nuestra vida a través de dejar fluir en nosotros esa energía de creatividad, de salir de la zona de confort, de no tener miedo a la intuición. Como vibración final nos da 4 también venida de un 13, ser espiritual es construir, hacer otros pilares, otros cimientos, aceptando los cambios de la vida, querer cambiar… siendo flexibles.

Mi trabajo como numeróloga me ha hecho ver que el ego también tiene parte de alma vibrando en su interior, y el alma encarnada tiene su parte de ego formando parte de ella. El equilibrio en una dualidad pasa por tener en cuenta sus caminos. No es aconsejable ir flotando por la vida como si fuésemos ángeles, pero tampoco es sanador identificarse constantemente con el ego. Hacer que se gusten estos dos es el reto que tenemos mientras transitamos por la vida. Puedes practicar la espiritualidad y beber cerveza, tener sexo y disfrutarlo, reírte con monólogos con un sentido del humor ácido, o sarcástico… De hecho, toda persona es un ser espiritual, la práctica ya entra en el libre albedrío.

 

 

¿Qué pasaría si…?

Esta sociedad si conociese la basura emocional inconsciente que han elegido sanar las almas cuyos personajes en esta encarnación tienen algún tipo de discapacidad o trastorno del desarrollo, en vez de agredirles habría que darles las gracias. Hay un vídeo que transita por las redes sociales, decidí no terminar de verlo por mi seguridad mental. Un chorro de adolescentes con móvil en la mano incluído y grabando, son partícipes de una agresión a un chico que tiene autismo. Me preocupa el grado de inconsciencia que hay en los jóvenes en este presente, solo has de estar 5 minutos en la puerta de un colegio para observar el nivel de frustración y agresividad que les envuelve.

Los pensamientos desde el ego no llevan a una solución sin violencia. La justicia para el ego es igual a muerte. Por supuesto que hay imágenes que reactivan fuegos internos. Pero reaccionar no resuelve lo que está ocurriendo, más bien lo agrava. Respeto quien comparte vídeos donde se han grabado agresiones, pero con este artículo invito a la reflexión, si al compartir estas grabaciones en tus redes sociales conoces si la persona agredida puede sostener lo que implica esto. Un@ puede pensar que está ayudando, pero ¿y si con tu gesto estás colaborando a que esa persona pueda sucumbir al suicidio? Por no hablar de los derechos de imagen y privacidad… Es la monda cómo se rige esta sociedad, pululando vídeos sobre agresiones, malos tratos, personas que matan a animales… y los vídeos de personas que hablan y comparten sobre consciencia son tajantemente vetados.

Ver y pensar en densidad nos enferma, literalmente.

A mi hijo cuando cursaba 2 de primaria sufrió también agresiones, por parte de niñ@s de 4 curso de primaria. Y no sé ni la misa de la mitad, y creo que lo prefiero… Pasé mis fases de sanación ante esta experiencia como madre. Y pensé en esos niñ@s, ¿para qué necesitaban esperar en el patio a un niño que le costaba expresar sus emociones? Gritarles a sus padres no hubiese solucionado nada, desde mi punto de vista. Así que lo trabajé en mí.

Seguramente esos adolescentes han de aprender sobre el amor incondicional. La juventud de la era 2000 ha de poner mucha, pero mucha consciencia en sus actos. Con estas palabras no justifico los actos que se cometen desde la perturbación mental. Solo intento comprender qué coño estamos haciendo cómo sociedad.

La justicia que quiere el ego es de emperador, los 11 vibrando doblemente desde la numerología. El equilibro y mensaje está en dar voz, en compartir con la palabra, no en decidir bajo el flujo de mis creencias qué es lo que está bien. Porque, ¿qué es lo que está bien? Mi bien puede ser tu mal. La coherencia se rige por contemplar una armonía en el pensamiento, en la emoción, y en el sentimiento. La incoherencia atrae experiencias que no entendemos, y este es uno de nuestros aprendizajes en esta dimensión dual. Solo el amor puede unir esta dualidad.

De la pandemia actual es que paso. Como alma encarnada en este tiempo formo parte de esta película, pero no me identifico con ella, y no voy a jugar a ser lo que otras personas quieren que sea. Construyo mi personaje desde mi creatividad, y soy y seré lo que yo decida, a mí los humos y las luces ilusionistas no me atraen. Acepto esta locura pero no la compro. Un bichito no puede ser la única realidad en un universo rodeado de multi universos.

Ayer me reía al pensar que para qué se puede ir al cine si hay confinamiento municipal… En mi caso esta opción no existe. Aunque para las personas que sí puedan acudir al cine y les ayude a desconectar del exterior, que no dejen de hacerlo. Tapar el caos no es solución práctica, puede que esté siendo un parche a corto plazo, pero llegará el momento que el caos explote de verdad… Pero con luz y paciencia se podrá afrontar e intentar sanar.

¿Qué pasaría si todas las personas dejáramos de ver y creernos todo lo que dicen en los informativos? Si de la vida y la muerte han hecho un show televisivo… es para entretener no para que nos cuestionemos. Todos los cuentos tienen un fin.

¿Qué pasaría si atendiéramos a nuestras emociones?

¿Qué pasaría si no utilizásemos tantos medicamentos?

¿Qué pasaría si estuvieras por y para tí mism@?

Decide cuál es tu historia.

Espacio de amor recomienda: Decide de nuevo

Mi primera recomendación de este año 2021 en este espacio de amor es el libro “Decide de nuevo” de la autora Marta Salvat conocida por sus formaciones y enseñanzas en relación a la filosofía “Un curso de Milagros”. Fue un libro que me acompañó en una etapa de mi vida muy dura y en la que empecé a practicar eso de ser espiritual, no por boca, sino en mis acciones. Es cierto, todo ser humano es un ser espiritual, un ser de luz, aunque lo seamos por naturalidad y derecho al estar encarnad@s es otra cosa poner en práctica y experimentar que realmente somos amor en potencia, en toda su manifestación o dimensión en su expansión. El alma encarna con necesidad de resolver errores, enigmas, también de ser feliz, hay necesidad y trabajo de perdón, retos que no entran en los planes del ego, el personaje, y aquí es cuando se lía parda, cuando nos ocurren un montón de cosas y nos quejamos y más cosas nos ocurren, y más nos quejamos…

Resueno mucho con la manera de difundir el mensaje de paz y perdón que comparte Marta Salvat. El libro “Decide de nuevo” está enfocado en una versión más dinámica y comprensible del libro canalizado “Un curso de Milagros”. Incluye tarjetitas super molonas que ayudan a bendecir, o hacer una extensión, o simplemente a enviar luz.

En cada página está el recuerdo de que siempre puedes decidir de nuevo. No busques excusas ni justificaciones, comienza a cambiar lo que no te ayuda ni te deja ser feliz, acepta que no lo sabes todo. Acciona tu actitud hacia el amor.

Podrás encontrar a Marta Salvat a través de sus redes sociales

Facebook

Instagram

 

 

 

Pequeño ejercicio para alinear emoción y pensamiento para cerrar ciclos, con un divertido y creativo ritual para dar la bienvenida al año nuevo.

En la recta final de este 2020 tan cabeza cuadrada que ha sido y a escasos pasos de la entrada al nuevo año 2021. Un año venidero que numerológicamente vibra en 5, vibraciones en relación a tomar responsabilidad de nuestras emociones, a que fluyamos en el presente sin pensar qué nos puede pasar… anhelamos disfrutar de la vida en su total libertad, o almenos sin llevar mascarillas, o poder estar con las personas que amamos, pero que esta vibración de revolución y disfrute no te haga mirar y buscar fuera, porque entonces seguirás enganchad@ en el aprendizaje del año 2020. Además que prevalece el aprendizaje de tomar consciencia, de dejar de emitir juicios, y que empecemos a construir un mundo distinto, desde otras energías no tan densas, sin pasados y memorias que nos encarcelan y nos programan a repetir historias una y otra vez. También tendrás que asumir tu vibración año personal junto a este año nuevo 2021, que sin duda es la que te predominará a la hora de experimentar tus retos.

Ayer tarde estuve de charla con Dios, creo que nunca lo había hecho como ayer, reservé un momento para los dos, quería dedicarle unas palabras, cada día le agradezco lo que tengo, pero en la charla y escrito quise abrirme por completo, fue muy emocionante, y me sentí como si me hubiese liberado de esas piedras que guardaba en mi mochila de otros viajes por si acaso, pero que en este viaje no me dejaban avanzar con plenitud y confianza.

Comparto contigo mi pequeña charla con la Divinidad, puede que te sirva como ejemplo para crear tu propia carta para cerrar ciclos, y soltar lastres desde una zona de tranquilidad, retornando a la paz y a la quietud que brilla en la luz del alma.

“Amado Dios, Divinidad, bajo esta luna llena y este sol precioso, cálido, con un cielo que imita al reino celestial, quiero decirte que Gracias Gracias Gracias… Te estuve buscando en mi juventud, aunque no podía encontrarte, no supe… Hasta que vi en Àlex tu bondad, es parte de ser de luz ¿Sabes? Me emociona sentarme para escribirte, cuando sé que estás y formas parte de mí, de todo lo que soy, aun así, déjame que te diga Gracias. Gracias por ser consciencia, por no juzgar, por tus milagros, por escucharme, por lo que tengo, por lo que ya es. Y gracias por Brillar en mí (cuando te lo permito, ¿verdad?)… Siento no estar despierta totalmente, es y está siendo un camino repleto de experiencias y aprendizajes. Antes de empezar el año 2021 quiero despedir el año 2020, bendiciendo mi auto descubrimiento, he hechos nuevas amistades… y sigo en este camino de ayuda, de compartir, que resuena a lo que mi alma le gusta hacer, y aunque como personaje a veces me bloqueo, creo y siento que mi alma se siente contenta.

Quisiera con tu permiso, cerrar temas pendientes, esas memorias pasadas que arrastro inconscientemente, quisiera si tu me ayudas a darles libertad, amor, paz, y libertad en beneficio de tod@s. Que mis energías masculina y femenina ser equilibren armonizando mi ser. Pongo perdón a mis pasados con un abrazo. Sonrío de felicidad al ver donde estoy hoy, en este preciso instante, se que no puedo dejar de sentir miedo, pero también se que no estoy sola, tu amor está por encima de todo, o más bien lo envuelve todo, como el equipo de seres de luz que me acompañan. A los guías que ya no están conmigo porque necesito a otros guías especializados en otras áreas y aprendizajes, les doy las gracias por haberme acompañado, y gracias por cada idea que recibo por inspiración vuestra.

Me gusta lo que he conseguido, y lo que he sido capaz de construir en este 2020 que ya hay que darle fin. Corto lazos y pactos inconscientes. Y con amor los libero cual paloma de la libertad. Por mi vuelo cuidando mis alas. Tomo responsabilidad sabiendo que tú me Sostienes, sostener no quiere decir que no tenga que caer cuando sea necesario para mi aprendizaje, sino que aunque caiga, no te habrás ido a ninguna parte, seguirás brillando dentro de mí, recordándome la fuerza, la voluntad, y el amor incondicional. “

También aprovecho este improvisado post para compartir contigo un ritual ejercicio para esta noche, durante las 12 campanadas, consiste que pongas una intención en cada campanada acompañada de la gratitud, simbólicamente estarás abriendo un campo de energía positiva con decretos en los que tomas responsabilidad de tu vida. Han de hablar de tí, no de otras personas, es el único requisito que te aconsejo respetar.

Gracias por tomar un ratito para tí y para mí. Te deseo un próspero y educativo 2021

 

 

Los hilos invisibles de la familia

La familia, ¡qué de historias!… algunas para escuchar delante de una chimenea, y otras para deshacer esos recuerdos en nosotr@s, ¿Verdad? Lo que voy a escribir en este post dedicado a la familia y a sus hilos invisibles es desde el prisma de mi propia experiencia personal junto con la experiencia en los casos que veo a través de las cartas natales numerológicas. Todo desde un sentido espiritual, holístico y transpersonal, unido a la parte dual.

Familia, la palabra que numerológicamente vibra en 33/6, energía reconocida en el mundo de la numerología por ser una vibración maestra, la vibración del amor incondicional, y coincide con la edad de Cristo cuando desencarnó, de ahí que le hayan atribuido la etiqueta y estigma de vibración que siente que el amor es sacrificio.

¿Quién no ha tenido alguna discrepancia con sus familiares? Una proyección de espejos muy cercana. Desde técnicas de desarrollo personal como la biodescodificación, la gestalt, la bioneuromoción, la filosofía un curso de milagros, la herramienta ho’oponopono, y la numerología emocional como tantas más se puede profundizar en temas familiares, transgeneracionales para darles luz, paz, amor y perdón. Cada herramienta tiene su modo de operar, en algunas resueno más y de otras me quedo solo con lo que me ayuda a sentirme en paz, el equilibrio y método de sanación lo elige y crea un@ mism@.

Desde mi trabajo como numeróloga he observado que puedo conocer a través de las vibraciones que componen y predominan a la persona que consulta, sobre memorias y aprendizajes familiares y transgeneracionales. Una persona que sufrió abusos, seguramente en sus vibraciones haya algún nueve en su parte paternal o maternal, ya que la energía nueve es la luz, la guía, pero para ello ha de experimentar la sombra y aprender la gran antorcha que es para sí misma y para los demás.

Cuando una persona ha venido a esta dualidad con alguna dificultad, desde el sentido espiritual es porque esa alma eligió en un espacio sin tiempo, limpiar memorias de sus dos clanes familiares, y a su vez hacer de espejo y guía a sus padres, normalmente hay un gran aprendizaje y conexión madre-hijo. En general, los hij@s vienen a despertar en consciencia a los padres y madres. Pero en los hij@s “especiales” hay una misión de consciencia y amor incondicional más elevada. Como familia espiritual y seres de luz estamos en misiones de ayuda, y de poner luz, amor y perdón a esos pasados que se quedaron pendientes en archivos álmicos. No importa si no conociste a tus padres, el inconsciente existe, y tod@s estamos unidos en un plano cuántico. Cómo te desarrolles en la vida hablará de tu familia, de tus aprendizajes, y de tí mism@.

He aprendido que la vida no se puede comprender desde la mente, desde mi personaje no tengo toda la información necesaria para llegar a entender la vida y sus experiencias, otra cosa es que el ego sí lo cree. Con esto no justifico los actos desde vibraciones densas y bajas. Pero, desde mi experiencia personal, hasta que no le empecé a dar espacio a mi parte álmica, a decirme “bueno, ¿y si hay otra manera?, hasta que no hice las paces con memorias pasadas de carencia, de abusos, de maltrato, con todas esas memorias que rondan y pululan de vez en cuando, y sobre todo conmigo misma, comprendí que todo esto me bloqueaba y no me dejaba ser quien era de verdad. No es cuestión de días, es un trabajo, un viaje personal de tiempo, de paciencia, el respeto hacia a un@ mism@ requiere de constancia y de una autoestima sana. No es “pongo amor a esta situación” y ya se hizo la iluminación en mí, porque estamos hech@s de infinitas encarnaciones, y vete a saber las memorias (que podrían ser muy similiares entre ellas) que hemos de desbloquear y liberar. Pero dar un paso hacia el amor y la paz crea espacio en nuestro interior, y los mecanimos y engranajes cuánticos se ponen en marcha a través de sincronías, de serendipias, de milagros. Y entonces descubres que puedes cambiar, que estás sanando, y a su vez recuerdas a los demás que también pueden hacerlo.

Por supuesto que hay situaciones muy duras que el personaje no puede perdonar, pero es que quien perdona es la parte sabia que hay en nuestro interior. El ego por sí solo nunca llegará a esa zona, porque no le interesa la armonía, ni sentirse amado, el ego solo busca fans como ídolo que se cree que es. Perdonar, aceptar, no significa que la situación nos gusta o hay que aguantar según que cosas, o que nos vamos de copas con quien nos hiere… Desde mi experiencia perdonar es ver en mí para qué tengo un espejo que me habla de lo que sea en ese instante de mi vida, porque seguramente sea algo que me quede pendiente de sanar, de integrar en mi día a día.

Desde la mente no podrás comprender la vida y su sentido espiritual si no incluyes en tí a dios, la divinidad, el universo, la energía inteligente, algo más grande y sabio que tú y que no te juzga, llámalo como quieras. Te invito a que reflexiones en cómo te haces las preguntas, y que cambies el modo de formular tus cuestiones, en vez de decir “¿por qué me pasa a mí? ¿por qué siempre doy con el mismo tipo de parejas? ¿por qué mis jefes, jefas son cortados por el mismo patrón?…” a ¿para qué me pasa a mí? ¿qué hay en mí que elijo siempre el mismo tipo de parejas? ¿para qué escojo a jefes, jefas que abusan de su autoridad?. Si tú eres el/la protagonista de tu vida algo habrá de responabilidad en tí en todo lo que te ocurre, ¿no crees? ojo he dicho responsabilidad y no culpabilidad. Que nos conocemos ego. Puede que elijas a parejas que te abandonan porque representa los arquetipos padre-madre y te abandonaron, o fueron ausentes en tu infancia, o que tú en otra vida lo hicieras. Si siempre te ocurre lo mismo quizás es para que empieces a cambiar cosas en tí. Y si tus jefes o jefas tienden a ser autoritarios y a faltarte el respeto, entonces empieza a respetarte, a poner límites, inconscientemente buscas el reconocimiento y protección de papá y mamá… Se que el ego te impide que tengas pensamientos existenciales, pero, ¿has pensado si fuiste tú un agresor o agresora en otra vida? Ningún ser humano está libre de “pecado”.

Antes de perdonar, has de perdonarte a tí mism@, tampoco quieras construir una casa por el tejado. Qué mejor reconocimiento a tus ancestros y ancestras que recordarles que estén en paz, que comprendes sus miedos, y por eso les envías amor, para que se perdonen.

“Criatura de la luz, no sabes que la luz está en tí.” (Un curso de milagros)

Si quieres conocer cómo empezar a romper patrones que te bloquean para prosperar en tu vida, puedes ponerte en contacto conmigo rellenado este formulario, o desde la opción de contacto telefóno o correo electrónico que está en el menú de la página web.

2020 el año que nos hizo de espejo

No paro de escuchar, incluso de ver en anuncios publicitarios la frase y hashtag de fin de año “que te den 2020”. Para no variar en mí, voy a llevar la contraria al resto de humanidad, y en vez de maldecir este año, que aunque queramos, va a ser inolvidable, lo voy a celebrar para despedirme sin rencores y con total agradecimiento. Por supuesto deseo un año nuevo 2021 que no se parezca en nada al actual, pero ya se andará qué es lo que necesitamos experimentar como humanidad y a nivel personal. Porque ya podemos estar metidos en una nueva era, la famosa era de acuario, que el ser humano se caracteriza por crucificar el amor verdadero. Todas las posibilidades del universo pueden estar a favor de la paz, del bienestar, pero si un@ no cambia no importará en qué era estemos viviendo, porque nada habrá cambiado. Los pasos siempre los han de dar nuestros pies, porque la Divinidad siempre está y estará esperando pacientemente nuestra confianza, nuestras ganas de querer cambiar, nuestros pasos hacia una vida sin juicio.

Por marzo recuerdo memes y utilizar el humor haciendo de las navidades algo cómico en una pandemia. Bien, hemos llegado a diciembre, las cosas han cambiado poco, pero espero que el sentido del humor esté contigo ahora mismo, ya que es un gran compañero de viaje para comprender y suavizar situaciones. Quedan meses y meses de aportar luz, y luz y más luz a realidades manifestadas desde pensamientos densos. Sé que es fácil decirlo, pero, no caigamos en el ataque personal. Limpiar energías también conlleva experimentar tiempos de resaca emocional, de transiciones entre la luz y la oscuridad, entre la fluidez y la represión, desintoxicarte en todos los sentidos no te lleva de golpe al equilibrio, todo requiere de un proceso de madurez, de cocción adecuada. Tener silencio con un@ mism@ beneficia el diálogo interno.

¿Qué has aprendido durante este 2020?

Yo he aprendido a que hay una estrella dentro de mí conectada a toda la magia eterna que vibra con la energía inteligente y creadora. He aprendido a comprender un poquito más y mejor a mi hijo, he aprendido a soltar el control, he aprendido a ser valiente, he aprendido a confiar en mí, he aprendido que si no me amo todo se va a pique. He aprendido a ser más flexible, he aprendido a aceptar el presente, he aprendido que a mi niña interior le encanta jugar con mi hijo. He aprendido a que puedo cambiar todo aquello que ya no me ayuda a seguir adelante, que puedo hacer cualquier cosa que me proponga. He aprendido a ser yo misma, he aprendido a respetarme. También he aprendido que no estoy sola, que existe un equipazo de amor puro a mi lado, las 24 horas de cada día. Sin quejas, deseando de poder ayudarme cuando se lo pido. A mis ojos es invisible ese equipazo, pero en mi sentir sé perfectamente que están conmigo, siempre, incluso cuando mi ego los aparta momentáneamente.

Intuyo que en el 2021 seguiré trabajando en muchos de estos aspectos y aprendizajes para ir alcanzando una verdadera seguridad e integración, ya que fácilmente olvido todo lo que merezco y todo lo que sé hacer.

Mi 2020 que numerológicamente ha sido mi año 1 realmente ha estado en sincronía con esta vibración de descubrimiento personal, de tener proyectos, de empezar a hacer cosas, de mover esas ideas internas hacia una zona de creatividad. También ha sido un año de conectar con personas que ya conocía a través de mi trabajo como numeróloga emocional, y de tener nuevas amistades, y a pesar de un año en el que la vida social ha sido duramente trastocada, he conocido a personas que me han aportado serenidad, esa mente empresarial que por mis vibraciones más ermitañas me cuesta desarrollar, me han aportado seguridad, charlas y charlas secretas, cafés junto a personas y quizás futuras compañeras de proyectos, de skypes con personas de gran corazón.

No sé en qué nivel rondará mi paciencia, pero sí sé que soy una persona perseverante, constante, y puede que pase por situaciones complicadas y aunque necesite retiro para reflexionar, intento recordar que hay luz en mi corazón, y que también me acompaña una bonita estrella que es mi hijo. En este 2020 he aprendido, y estoy aprendiendo, a dejar atrás mi caparazón. He construido esta web que a veces me cuesta creer que la haya hecho yo, he compartido meditaciones grabadas con mi voz, me he presentado oficialmente en mi canal de youtube, incluso me he grabado mostrando mi locura y sentido del humor en trabajos para el colegio de mi hijo… Sin duda alguna, creo que en este 2020 he aprendido a fluir, y a compartir quien soy sin más ni menos. Y aunque soy una amante del detalle, aprendo a no buscar la perfección, ni el reconocimiento, sino a disfrutar con lo que hago, a sentir esa pasión tan loca cuando descifro nombres y fechas de nacimiento, a activar mi sentido detectivesco con los espejos de la vida, analizando apellidos, a ser una Holmes con mi propia experiencia. Porque a través de todo esto también sano mis heridas.

No me creo que vaya a decir esto, pero la verdad es que me encanta mi relación con el reino animal. Que me visiten para avisarme de cosas que aún no entiendo me llena de amor. He podido trabajar mi paz con esto, y me siento orgullosa. No sé en qué momento se volvió a despertar esta memoria en mí pero me alegro de haber profundizado y de que me chiven las cosas, aunque en muchas ocasiones no tenga ni idea del mensaje que me entregan. Ayer supe que no iba a tocarme la lotería de navidad (ey! sí que tenía décimos, un par…) porque en días anteriores no recibí la visita de ningún bichito mensajero como alguna cucaracha, o que se me hubiesen colado abejas en la cocina… Ya, quizás piensas que estoy un poco loca, yo también pasé por esta transición hasta que acepté mi “legado” de otras vidas. Después de seis años ya es momento de bendecir mis buenas acciones en otras encarnaciones, y si me he traído a esta vida ciertas habilidades pasadas mi alma sabe para qué, es mi personaje que aún intenta descubrirlo.

Quiero compartir contigo un ejercicio simbólico que puedes hacer el día 31 de este mes, para cerrar este año 2020 con ganas de empezar un nuevo año sin arrastrar peso innecesario. También puedes ir practicándolo en estos días, tú hazlo como sientas. Visualízate llevando una mochila, (o incluso puedes colgarte una de verdad a tus espaldas), en esta mochila hay piedras, pedruscones conocidos como 2020, ¿verdad? también pueden ser rocas de creencias de otras vidas que te están bloqueando en esta, que te impiden prosperar porque llevas todo ese peso en tu mochila de supervivencia. Abre la mochila y vas a ir sacando una a una las piedras, agradeciendo su sentido en tu vida, pero que ya no necesitas todo ese miedo ni dolor de espalda, imagina que las devuelves a la naturaleza, allí podrán ellas vivir con un sentido alineado a su origen. Puedes volver a colgarte la mochila, ya vacía de pasado, imagina que te hidratas bebiendo agua, purificando este momento, agradeciendo y sintiéndote abundante. Incluso puedes llenar la mochila con las habilidades y de tus dones, escríbelo en papeles y los guardas en tu mochila. El propósito es que te liberes de esas cargas inconscientes, que hagas las paces con aquello que está pendiente en tí y te obstaculiza para prosperar.

Si te animas a hacerlo, puedes escribirme para compartir tus sensaciones. Para mí será todo un placer poder leerte.

Si en algo de lo que hago y he compartido te a aportado paz, o te ha acercado un poco más a tu bienestar, que seas bien sabid@ que mi alma sonríe de completa felicidad y agradecimiento. Gracias a cada testimonio de personas que han confiado en mí, en lo que hago y han querido aportar y compartir su experiencia, tanto públicamente como en la intimidad, con las cartas natales numerológicas que realizo. GRACIAS GRACIAS GRACIAS

Gracias Universo por esos regalitos sorpresa que he recibido, por esos dulces, por esos detallitos, por los abrazos en momentos de lágrimas, por las sonrisas en momentos de alegría, por esos pedidos que mágicamente se duplican (normalmente no me quedo nada que no sea mío, pero cuando la vida te trae cosas inesperadas también has de aprender a aceptarlas, a sentirte merecedor-a). Gracias 2020 por darme la oportunidad de guiar a mi hijo, que él siga haciéndome de maestro, y de poner consciencia a mi vida.

Brindo por este 2020 en el que he aprendido que la abundancia es el amor que compartes.

Corazón de niña

Cuando te sientas perdid@ deja de hacer cosas, quédate en un intervalo de tiempo-sin tiempo en esa emoción, toma perspectiva de quién eres y de todo lo que es importante para tí. No te preocupes, la vida en conexión con el universo va a seguir enviándote mensajes y sincronías, de echo nunca ha dejado de hacerlo, solo es que cuando estamos más atentos percibimos esa vibración más en resonancia con nuestro origen, cuando hay un equilibrio interno, cuando la energía que desprendemos deja de rondar por extremos y densidades.

También sé por experiencia, que a más vayas avanzando y evolucionando, las pruebas venideras serán con un alto grado de nivel de resolución. Para mí la espiritualidad es eso, es poner en práctica mi poder de sanación en todos los aspectos día a día. Imagino que el mismo Buda tenía sus noches oscuras… y su genio cuando venían cambios que le hicieran dudar de lo que estaba ocurriendo. Quizás deberían de invertar un estilo de Ho’oponopono físico, en estos días visualizaba a la madre de Nené, la amiga de Shin-Chan, con el famoso conejo de peluche dándole de ostias… No apoyo la violencia, es más no creo que los niñ@s deban jugar con pistolas y armas. Pero hay cosas que nos ocurren y parecen que tengan el poder de hacernos explotar por dentro, ¿verdad? El mal no tiene justificación pero sí comprensión. Y ahí es donde entra mi trabajo personal, el ir poniendo amor a las situaciones que se presentan con máscaras de dolor, de injusticia, de cambios… No es fácil, y si fuera por el ego no existiría ningún ser humano en la tierra.

Puede que seas un ser de luz que en esta encarnación hayas venido a transmitir paz a las personas, a recordarles un camino más amoroso. El amor no duele, a quién le duele es al ego experimentar el amor en todas sus manifestaciones y dimensiones. ¿Acaso cuando te hablan de espiritualidad no te chirría? Suele pasar, hasta que vas uniendo personaje y alma. O creas una amistad o estarás dividid@ en tu vida y en todo lo que hagas y quieras.

Si quieres cambios en la vida, primero has de cerrar las puertas que dejas entreabiertas por miedo, por esos “y si…”. Esperar nos bloquea, tener expectativas nos ancla más si cabe a nuestra zona de confort, para comenzar cosas nuevas hay que dejar espacio, hacer limpieza en la casa interna, y decir adiós a aquellas cosas, situaciones, personas que se quedaron en tu inconsciente formando parte de los “y si…”. A veces también pasarás por duelos para despedirte de lo que conocías para dar la bienvenida a lo que desconoces.

 

Reconozco que cuando me saturo soy muy 13 gestionando mis emociones, pero también esos 9 que me resuenan me guían como su vibración refleja, trabajando el no estar demasiado tiempo con la sombra, sino más bien, estando pero a la misma vez llevando mi luz. Pero, creo que sí me caracteriza que soy una persona muy autodidacta, y responsable. Y aunque hoy no esté en mi momento más iluminado mis ganas sí desean seguir avanzando y no dejar de sentirme empoderada. Ayer vi que tenía una reclamación de autor en mi canal de youtube, me sorprendió ya que los audios musicales los busco sin copyright. Igualmente, eliminé dicha meditación por precaución. En ningún momento he querido apropiarme de algo que no he creado, no es mi estilo, puede que en esto sea muy capricorniana, pero no hay experiencia en la vida que no venga a darte un mensaje. Así que me acordé de una invitación que hace muy poco me daban los seres de luz a través de una tirada oráculo canalizada por la profesional Helena Bendala. Por el momento pondré un límite en mis ideas, etc que comparto, y cuando sea el momento oportuno tendré mi propio nombre registrado y mi registro intelectual. El amor está para compartir, pero un@ mism@ ha de aprender a amarse y a saber respetarse. Quien quiera una meditación mía, o cualquier servicio que de los que ofrezco que me escriba, tenéis varias maneras, rellenando el formulario en esta web, un correo electrónico e incluso vía whatsapp y telegram, y estaré encantada de responder. Por el momento el proyecto solidario para conectar con el bienestar lo dejo en stand by.

Todo remolino trae consigo una nueva visión. A los temas pendientes hay que transmutarlos y darles descanso. Si te sientes perdid@ es que has olvidado cómo llegar a tu corazón, pero es fácil recordar los pasos para conectar de nuevo con tu alma, deja de pensar y se abrirán nuevos cielos. ¿Y cómo va a ayudarme la Divinidad si no le/la dejo ayudarme? Cuando brillo es porque esa energía inteligente y creadora está en mí brillando, siempre está conmigo, pero a veces me lío en historias que me cuenta el ego y pierdo de vista por un instante mi propia luz.

¡Y qué tentador es a veces ese conejito de peluche!

Ser madre es para mí uno de los aprendizajes más importantes y significativos en mi vida. Mi hijo es una maestro, una estrella.

Atender a mi niña interior está siendo sin duda todo un descubrimiento tanto a nivel personal como álmico. Volver a encontrarme con ella y darme cuenta de todas sus heridas olvidadas por mí, me llevan a una zona de perdón, de paz, y de muchas ganas de que ella esté feliz. Mi hijo me ayuda mucho a divertirme con mi niña interior, y en conjunto jugamos él y yo y nuestras esencias. Sentir la inocencia es una sensación maravillosa y súper bonita.

A parte de ser como una guía espiritual para algunas personas, he de aprender a ser mi propia guía, teniendo presente todo lo que sé hacer, sin dejar que nadie manche mi fe.

Quiero recordar unas palabras que me dijo el Arcángel Metatrón “corazón de niña, siempre ten tu corazón de niña”.

Gracias Universo por todo.

Gracias

“Durante nuestros momentos más oscuros debemos centrarnos en ver la luz” (Aristóteles Onassis)

 

 

 

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
× ¿Cómo puedo ayudarte?