Mostrando: 1 - 5 de 5 RESULTADOS

Como diría Metallica “y nada más importa”

 

Al volver del colegio al mediodía, me asaltó una duda existencial: ¿qué soluciona “pintar” en las paredes de las calles?… Hay otras maneras de canalizar la frustración con un un resultado creativo y sanador para la persona. No es que me importe demasiado las creencias de los demás, pero hoy mi hijo leyó “Mor” (Muere) en una pared de la calle, y se puso a gritar: ¡mama! ¡yo no quiero morir!… los tres minutos restantes de camino a casa han sido con una mini charla de “no te creas todo lo que lees o escuches, y bueno, hijo mío, las personas hacen cosas que no tenemos ni idea de para qué las hacen”. Mi hijo tiene espectro autista, así que algunas charlas son complicadas.

Prescribo la creatividad y la salud emocional, pero no defenderé frases, gestos y actitudes que son de una inmadurez emocional, que a su alrededor hay energía densa, comprendo muy bien la frustración, pero creo que en los extremos nunca se consigue llegar a una solución en beneficio de tod@s. Lo que tú crees que es justo puede que yo lo vea injusto, y viceversa. La línea es la misma, solo cambia el lugar de observación. Si condenas la contaminación pintar paredes no es muy coherente, si quieres que te respete no me grites, si deseas que te acepten… ámate.

… Si exigiendo se consiguiesen llegar a buenos términos, llevaría meses que saldría a la calle sin mascarilla, y me iría donde quisiera. Por mucho que discrepe del sistema educativo actual que tenemos, ¿de qué me serviría encadenarme o hacer una huelga de hambre como protesta? A las cúpulas gobernamentales con cambiar de canal le es suficiente, mientras brindan con cava.

Luchar no es quemar containers, (aunque a veces den ganas), no es cortar carreteras, pintar en fachadas… no me gusta el modelo de matemáticas que enseñan en el colegio, y pienso que para niñ@s con dificultades en el aprendizaje es una bomba emocional que les lleva a la frustración en un pis pas… Fue una gran lucha personal en los meses de confinamiento. Y es una batalla que sigue apareciendo en mi vida. El problema de los sistemas es que ya puedes hacer todo el ruido que quieras que si están avalados por personas con sus mismos intereses, estás jodid@… Me quejo, y me seguiré quejando, sobre todo cuando afecta a la salud emocional de mi hijo, que los niñ@s lloren porque no les sale hacer una división como si se tratase de una obra de arquitectura… es para reflexionar.  Que ahora los y las pediatras sean quienes tienen el valor y autoridad de realizar diagnósticos psicológicos, es para reflexionar. Que mi hijo (o cualquier alumn@) se abra y exprese lo que le ha ocurrido con algún compañero o compañera de clase y se le ignore rotundamente, es para reflexionar. Que hablemos de libertad cuando estamos viviendo en una cárcel política, es para reflexionar. Que niñ@s de diez años tengan comentarios homófobos, machistas, y se burlen de quienes tienen dificultad para expresar sus emociones, es para REFLEXIONAR. Me quejo, discrepo, cuestiono, pero todo esto he de vivirlo y afrontarlo desde un equilibrio personal, sino, es cuando puedo perderme de nuevo en los diálgos inventivos del ego.

El odio se alimenta de más odio, y de miedo. Y aunque mi ego sienta ganas, en ocasiones, de hacer daño, sé que no es la vía que va a ayudarme a estar en coherencia conmigo misma. ¿Qué clase de adultos somos? Porque créeme, cuando veo a los niñ@s comportarse como auténticos salvajes físicamente y verbalmente, da mucho miedo… ya que el origen de todo esto somos nosotr@s.

Si dejara enviar todas las cartas que tiene pensadas escribir mi hijo como al presidente Joe Biden, quiere recordarle que prohibe las armas, a la alcaldesa de Rubí quiere hablarle de toda la contaminación que existe, y así la lista se va agrandando… si le dejara hacer esto tendría que mudarme a otro planeta, jeje… Lo que intento enseñarle es que el poder de cambio está en un@ mismo. Para gestionar una situación no podemos controlar el exterior, solo podemos aprender a confiar en nosotr@s mism@s, y a reconducir nuestro camino si pululamos por los extremos hacia una armonía y equilibrio. Al mundo le da igual tu vida, así que cuida tu vida del mundo. Y a mundo me refiero con gente.

No sé si estamos en la era de acuario, pero que seguimos haciendo lo contrario a lo que deseamos esto no ha cambiado. Por no sentirte sol@ huyes del silencio en busca de ruido. Y porque no quieres volver a sufrir te escondes en tu soledad. Bailando siempre en la misma línea, pero de puntillas y pendientes de un hilo sobre sus polaridades.

Algo que puedo compartir contigo es que seas tú, sin miedo, te aseguro que el amor no te lleva los extremos, más bien es tu forma de amar, pero ese es tu aprendizaje. Que te ames sin miedo. Que vivas, que sonrías, aunque no te devuelvan la sonrisa, no importa si en tu corazón te sientes libre y complet@.

Y lo siento por el último anuncio de cruzcampo, que aunque hable mezclando catalán y castellano, siento pasión por el acento catalán.

Gracias por leerme. Haces que compartir sea más fácil y gratificante.

 

Un latido es una manifestación de Amor

El amor

¿Para tí qué es el amor?

Hace unos días @Marisol Gonzalez y @Santos Ávila tuvieron una charla en directo donde exponían el amor y todo lo que nos cuesta amarnos a nosotros mismos, dejo el enlace por si quieres verla, ya que es muy interesante ver a dos personas hablar del amor, la consciencia, desde sus creencias, y desde su trabajo personal.

Pincha aquí para ver el vídeo de Santos Ávila y Marisol González

A nivel sociedad le hemos dado el significado al amor a través solo de la pareja, de tener una pareja romántica para toda la vida. Y las personas sin pareja están estigmatizadas con las etiquetas de solitarias, ¡pobres almas solitarias e incompletas!…

Mi experiencia con el amor en estos 40 años recién cumplidos, ha sido de todos los niveles y polaridades. A día de hoy sé que el verdadero amor No resuena con dependencia emocional, y aun así, en ocasiones me sigo enganchando con personas que me acabarán engañando, o en situaciones en las que me desvalorizo pensando que mi don o dones no son para tanto… Y sé que cuando ocurre no son ellos, ni el mundo, sino yo, que en ese instante de mi vida he perdido la fe, y la confianza en mí misma.

Mi historia no es muy agradable pero así fue para que yo entendiese y SINTIESE que ya era amor. Creo que el amor es una energía infinita que se manifiesta en toda dimensión existente y a través de esa frecuencia hay más densidad (la luz no se aprecia por sí sola) o menos densidad (donde la luz no tiene dudas del amor que es). En esta dimensión dual rige la densidad, el cuerpo, y a través del cuerpo el alma se olvida de toda la luz y amor de la que se compone. Aquí empieza la aventura del personaje, y los aprendizajes, valores, y lecciones que ha de integrar, sanar, liberar y aceptar el alma junto al personaje. En la tierra el ego ha de hacer las paces con la divinidad.

Con estas líneas quiero recordarte que el amor no es solo estar en pareja, o compartir una relación, amorosa, sexual, de amistad, no importa. El amor es todo lo que compartes de tí, cuando hablas con amabilidad, cuando ayudas a alguien en encontrar una calle, amor también es darte y disfrutar de un baño de agua caliente, amor es mirarte al espejo y decir con la sonrisa “todo va a ir bien”. Amor es decir no a quien quiere obligarte a decir sí, amor es hablar de lo que en su día te dañó para compartir tu trabajo de sanación… Incluso cuando sientes miedo hay amor en tí.

Para mí, una de las mayores manifestaciones de amor ha sido ser madre. Mi hijo es una maravillosa energía de luz y amor y no hay nada en esta vida que pueda decir que se asemeja a esta experiencia. Somos un equipo especial mi hijo y yo, y siento que su alma y la mía ya habían vivido otras aventuras en otros tiempos. Y en este tiempo estamos aprendiendo sobre vivir nuestros sueños, liberando memorias pasadas experimentando situaciones donde hay que poner el perdón y la comprensión. Mi hijo es mi asignatura de amor incondicional. Día a día.

Para terminar quiero recomendar el centro de acogida Assís que está en una camapaña humanitaria para las personas sin hogar, hay una en especial para las mujeres sin hogar, creo que merece la colaboración. Si quieres pasar por su web pincha aquí

Y ya que hablo del amor, quiero recordarte mi canal de Youtube donde hablo sobre numerología, y comparto meditaciones para los adultos y para los niñ@s. Es mi proyecto personal para conectar con el bienestar.

Mi canal Youtube

Si crees que necesitas un acompañamiento en este momento de tu vida ofrezco sesiones online de terapia holística. También puedes conocer qué dones y qué aprendizajes te has marcado en esta vida a través de una carta natal numerológica.

Gracias por leerme, es otra manera de compartir amor y consciencia.

GRACIAS GRACIAS GRACIAS

 

Almas, egos y espiritualidad

Espiritual.

Zona donde el ego no tiene poder de decisión ni de acción. Se le permite ver pero en silencio. La pseudo-espiritualidad es un traje que se zurce el personaje para auto engañarse diciéndose a sí mismo o misma que está todo sanado, vendiendo pócimas que hablan de curación. Haciendo negocio con la esperanza y el amor. Por negocio me refiero a embaucarse por la productividad, por el dinero y alejarse del compartir, puedes ofrecer un trabajo terapéutico, o dedicarte a cualquier cosa pero sin caer en la arrogancia, ni en la atracción de engordar la cartera. Está claro que necesitamos dinero para vivir, pero que no solo sea esa nuestra vocación. El éxito es ambicioso, y hay que trabajar desde dónde nos movemos, si desde un ego en desfase o desde una zona de armonía. La persona que acude a un profesional en busca de ayuda también nos ofrece un regalo sin ser consciente, porque nos trae un mensaje del inconsciente que, seguramente, nos falta integrar, o pulir esa lección en nosotr@s.

Soy vegetariana, pero no me siento mejor persona que alguien que come carne o pescado. También me alimenté de carne y pescado en el pasado, y es algo que forma parte de mí. Y como siempre digo: hoy soy vegetariana, pero mañana no sé qué seré… Comer sano ¿qué significa? Porque en la actualidad la mayoría de los productos llamados saludables están mega procesados. Y, ¿¿por qué hay que hacer bandos?? La espiritualidad, para mí, se practica respetando. Porque, podría estar en un error, y mi verdad experimentada ser una verdad a medias. Puedo estar viendo un 6 desde mi zona de confort o percepción y tú un 9…

Hay una frase que se la escuché decir a @Enric Corbera con la que resueno mucho y es “no puedes acompañar a una persona a un lugar, si primero tú no has estado en ese lugar”. En la actualidad hay una influencia de mucho mindfulness, coaching, y de herramienas para el desarrollo personal. No es que me parezca mal, sino que hay que conocer desde dónde se está practicando lo que sea que estemos haciendo. Quizás medites durante muchas horas de tu día a día pero a la mínima de tocar cualquier tema emocional el ego se apodere de tí. Me es divertido imaginar los líos y memorias transgeneracionales que dejó a su paso Buda, abandonando a su hijo al que llamó Rāhula, que significa impedimento, obstáculo… o los hijos de Jesús, la de karma o energía pendiente que tuvieron que sanar…  Siempre hay una historia detrás, y otra que estar por venir, seas quien seas.

La paz interna requiere de tomar decisiones, quizás a priori pensadas por el ego, pero con el tiempo quien practica es esa chispa que nos caracteriza de “ser algo más”.

Y una persona no puede amar libremente si primero no se ha encontrado a sí misma. Cuando un@ está desconectad@ de sí mism@ las experiencias suelen ser muy dolorosas, relaciones dependientes emocionalmente, desvalorización en todos los aspectos… y solemos aguantar lo que tenemos por miedo a la soledad.

Aprendí que el amor no va de aguantar dolor, sino de transmutarlo, y que la soledad es una asignatura más, nos prepara y nos otorga conocimiento de la vida, pero sobre todo de un@ mism@.

He analizado vibracionalmente qué nos dice la palabra Espiritual, lo he disfrutado mucho mientras escribía en la pizarra magnética. Está compuesta por tres bonitos 999 seguidos, energía del conocimiento espiritual, de aportar luz a través de experimentar o atravesar esas sombras que también forman parte de la vida. Acaba con la raíz 13, numeración kármica, a nivel interior la espiritualidad nos trae el mensaje de construir a partir de aceptar los cambios, de empezar de nuevo, de liderar nuestra vida a través de dejar fluir en nosotros esa energía de creatividad, de salir de la zona de confort, de no tener miedo a la intuición. Como vibración final nos da 4 también venida de un 13, ser espiritual es construir, hacer otros pilares, otros cimientos, aceptando los cambios de la vida, querer cambiar… siendo flexibles.

Mi trabajo como numeróloga me ha hecho ver que el ego también tiene parte de alma vibrando en su interior, y el alma encarnada tiene su parte de ego formando parte de ella. El equilibrio en una dualidad pasa por tener en cuenta sus caminos. No es aconsejable ir flotando por la vida como si fuésemos ángeles, pero tampoco es sanador identificarse constantemente con el ego. Hacer que se gusten estos dos es el reto que tenemos mientras transitamos por la vida. Puedes practicar la espiritualidad y beber cerveza, tener sexo y disfrutarlo, reírte con monólogos con un sentido del humor ácido, o sarcástico… De hecho, toda persona es un ser espiritual, la práctica ya entra en el libre albedrío.

 

 

Voz interior

Si pides respeto, no grites

Cuando digas que es tóxico, pon en remojo a tu mente

Si amas, ¿qué más da lo demás?

Si te aceptas, no pases de largo del espejo

Si dices que no te entienden, se tolerante

No aguantes, aprende

Si te declaras jugador-a, no quieras controlar el tiempo

La belleza del alma no tiene ojos

El deseo del ego tiene zarpas

Si no pensaras en lo Perfecto, sentirías Felicidad

Si tienes miedo, puedes darme la mano

Si huyes, no puedo escucharte

Un pozo siempre es hondo, trae contigo el kit de supervivencia

Si lloras, no te olvides de reír

Si crees que estás sol@, imagina a un equipo de luz a tu lado

Cuando duela, abrázate

Si hay problemas, cocrea una solución

El presente es el camino, el pasado te lleva direct@ al pozo, el futuro te causa insomnio

Si te da miedo, pon amor

Si hablas de luz, no niegues tu sombra

Si no dejo la puerta abierta ¿cómo vas a entrar Confianza?

Si me miras, podrás ver mi aura resplandecer

Donde hay luz desvaneciendo sombras, hay crecimiento

El corazón siempre te sostiene

 

Querida Vanesa, no te diré que vas a dejar de sentir dolor, pero sí te diré que tu capacidad para sanar está llena de luz y de muchas ganas de trascender, aunque hayan momentos en los que pueda doler lo vas a conseguir: Creo en tí.

-Mi alma-

 

 

 

La herida no tiene sexo

Un hecho en tu vida es un programa con llaves y claves cuánticas que se descarga desde el inconsciente y que solamente tu consciencia puede depurar. En filosofías de bienestar, herramientas como el mindfulness (prestar atención al momento) o toda corriente de desarrollo personal que contemple la mirada holística y espiritual de la vida, y en el ser humano, es conocido aquello de “el alma viene a experimentar”, estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación, pero hay que puntualizar algunos detalles para que el ego no se disperse en vibraciones como el libertinaje y 0 responsabilidad.

Un hombre caminaría por la vida de manera equilibrada si aceptara su energía femenina. Aceptar es un primer paso que acerca a la comprensión que la felicidad está dentro de un@ mism@, mas la solución a resolver los conflictos no se queda en solo aceptar el presente, sino en prestar atención qué está ocurriendo dentro de tí, y trabajar día a día en mantener una armonía energética, o todo lo que se pueda. Vivimos en un mundo dimensional muy denso y por descarte alguna descompensación energética siempre llevaremos en nuestra vida. Un hombre no ha de vibrar solamente en masculinidad, o resonar en memorias de ser el macho alfa. ¡Como nos pesa la historia!… solo hay que echar un vistazo por eso que llamamos actualidad para reconocer en este mundo algo que ya pasó, con guiones distintos, sí, pero la información es la misma.

Una mujer andaría por la vida de manera equilibrada si aceptara su energía masculina. Una mujer no necesita a un hombre, ni un hombre necesita a una mujer, la coexistencia es a través de compartir las energías femeninas y masculinas, ni a un hombre ni a una mujer les falta nada ni están incompletos, más bien sentimos esa ausencia de “es mi otra mitad” porque es la proyección de esa creencia de carencia propia e interna. Claro está que todo esto nos da para escribir infinitos libros sobre arquetipos, roles, heridas en la infancia, encarnaciones y reencarnaciones.

El amor no es una relación externa, es una relación interna. ¿Cómo te relacionas contigo mism@? Aquí es donde hay que poner foco, ya que así te trates así será tu decorado y escenarios en tu guión de vida. También puede que te trates bien pero que tengas la información de sanar y de dar un final feliz a películas vividas en tu árbol transgeneracional. Por propia experiencia y verdad contrastada, se que todo está conectado, puede que tus padres te quieran o te quisieran estructuradamente, pero si en una de tus vidas pasadas la liaras parda siendo hombre o mujer, ahora te toque darle la paz a todo aquello, no como castigo sino como un acto de amor.

Me voy a enfocar en la parte vibracional de las palabras como mujer, hombre, femenina, masculino, energía, y herida. En la palabra Mujer vibra como energía maestra 22, que a su vez también resuena en 4. Es una vibración de manifestación, de crear, de poder constructor y hacedor. La mujer es quien a través de ella puede traer una vida a este mundo. Está muy marcada la energía de compartir, de escuchar, de seguir los pasos de otr@as personas. Está la información de compartir a nivel más humanitario, de enseñar paciencia, de equilibrar la energía femenina de este número para que no se descompense en nuestra vida y caer en la sumisión o en la obsesión del control y los celos. Como vibración repetida 4 marca la estructura, la importancia de tener en equilibro los chackras, sobre todo los que están sincronizados a la tierra, al enraizamiento, al disfrute y merecimiento. A nivel general el aparato reproductor y digestivo es un gran libro que explica memorias, miedos, y también podemos releer en qué condiciones se encuentran nuestra energía femenina y masculina. La energía 4 se caracteriza por querer poner orden, a veces rozando a la obsesión por querer sentir el control de la situación. Un dato curioso es que en la palabra mujer no le predomina ninguna energía 6, la vibración del amor incondicional, aunque con ese 2 gemelo habla del amor pero con algunas connotaciones respecto a la energía 6. Un 2 es más de relacionarse, y un 6 tiende a apegarse, al enganche emocional, aunque siempre hay que tener en cuenta la historia personal e individual de la persona.

En la palabra Hombre vibra como 7/34 que es la búsqueda, arquetípicamente se simboliza con “el recolector, quien trae el pan a casa”. En las dos palabras, el aprendizaje sobre la igualdad a todos sus niveles está implícito en las vibraciones que resuenan en ellas. El 7 es una energía de analizar, muy mental, este siete se nutre de un cuatro así que tendrá tendencia a querer tener la razón. Si equilibráramos la energía 3 en nosotr@s o a quien le vibre de manera predominante, seríamos seres humanos creadores imparables, y prósperos. En este caso es un recuerdo de que por ser hombre no hay que olvidarse de seguir jugando como un niño, de reír, de disfrutar, de que la energía masculina junto con la energía femenina forman parte de la divinidad, energía creadora, universo… como quieras llamarlo. Como vibración que se repita vuelve a salir el 4, así que un hombre y una mujer comparten aprendizajes, tan antiguos como el de construir desde el amor, la paciencia y el respeto.

La palabra femenina vibra en 4, sincronizándose con la vibración en el arquetipo mujer. Se nutre de un 0, que es esa energía del todo, el recuerdo de una vida más en la espiritualidad, de la fe y la confianza. Como vibración muy predominante resuena 5, que aquí se pone en marcha la gran sabiduría de la vida, los aprendizajes como energía 4 están en lo que vibra la energía 5, que simboliza el cambio, la comunicación, la no presión.

La palabra masculina tiene dos vertientes, si me dirijo como energía masculina vibra en 3 que se nutre de 0, ¿casualidad? sabemos que no. Esa vibración 3 que está muy en sincronía con los aprendizajes y vibraciones en la palabra hombre. Pero si decimos masculino ya nos cambia un poco la vibración, y pasa a ser 8/35, sigue predominando la energía 3, y con bastante intensidad, pero en este caso también se nutre ese 8 de un 5. La energía 8 habla de trabajo, de autoconfianza, de tener retos, ambición, pero sobre todo de domar a la bestia interna, el 8 tiene un trabajazo a la hora de equilibrar al ego, la honestidad y el reconocer cuando se equivoca. Desde mi punto de vista esta vibración la simbolizo con la femenidad, ya que a lo largo de mi trabajo con las cartas natales numerológicas he contrastado que muchas mujeres en la parte de sus apellidos se traen esta vibración para liberar memorias respecto a esta energía. La energía 5 conecta con el presente, pero tiene tendencia a querer escapar de las responsabilidades.

La palabra energía me encanta, la numeración de sus tres primeros vocablos está represenada por tres 5. ¿Mensaje de la alta consciencia? Y como vibración final es 5/41, la energía nace, cambia, transforma, comunica, viaja. La energía construye, transmuta, reforma. La energía es el empuje, el “seguir adelante”, el ser un@ mism@, confiar, ser alquimistas, de convertirnos en verdader@s mag@s.

La palabra herida vibra en 9 y se compone de un 3 y un 6. Es maravilloso este mundo de conexiones y como todo encaja desde un nivel cuántico, desde los ojos del ser humano siempre nos faltan piezas para terminar de acabar el puzzle. El 9 es una energía de introspección, de dar luz a la sombra, el 9 conoce muy bien su dolor, sus zonas oscuras, es una vibración que puede caer fácilmente en depresiones si no trabaja ciertos aspectos como la flexibilidad y la aceptación. La energía tres nos vincula a la niñez, a la felicidad, a soñar, a superar los miedos, y la energía 6 nos habla de amarnos, de poner amor en las cosas, de perdonar, comprender, de sanar.

La herida muestra parte de la información que se esconde en tu interior, es como un iceberg en medio del océano. Nos dejamos impactar por el exterior, ¡la sangre y su puesta en escena tan dramática! Nos caemos y culpamos al suelo, autoresponsabilidad 0.

¿Quieres vivir en un mundo equitativo?

¿Cómo de equitativ@ te sientes respecto a tu vida?

Para terminar comparto contigo una reflexión que me vino a través de una experiencia cercana en estos días: <Cuida tus pensamientos, que el Universo te trae lo que resuena con ellos, sin aparente orden y sentido consciente, pero con información que trascender inconscientemente>

 

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
× ¿Cómo puedo ayudarte?