Mostrando: 1 - 4 de 4 RESULTADOS

The Winter is Coming V2.0

En este post rescato parte de una publicación que escribí a principios de septiembre en la que me aventuré a hablar sobre las vibraciones predominantes en los meses que quedan para acabar el año 2020, y en el primer mes del año nuevo 2021, con una mirada reciclada a día de hoy.

A partir de mañana, que será viernes 16 de octubre, cambiarán las medidas preventivas por la situación actual a drásticas nuevamente. No estoy aquí para juzgar la mente de nadie, y voy a intentar no tropezar con la misma piedra que me hizo caer hace unos meses. Los inputs del exterior no dejarán de asomar por tu ventana para que salgas a engancharte y a tomar partida de esta batalla de egos. A nivel colectivo no podemos hacer mucho porque primero hay que hacer con un@ mism@. Si en tu manifestación hay rabia solo consigues empoderar más si cabe lo que tienes delante de tí. Comprendo que puedas sentirte impotente, desesperad@, de los nervios, yo también me he sentido así. Pero vibrar desde el nivel del conflicto no puede resolverlo si esperas un cambio a mejor. Es evidente desde mi verdad, que no están por la labor de aportar luz al tema. Mucha gente se ha dejado las linternas en el garaje. Sumergidos en una pandemia política de una embergadura mundial, en la cual si abres la boca para decir tu verdad estás despedid@. Año 2020 donde ocurren cosas como castigar a las personas por pensar distinto al colectivo. Si hablas de salud mental, de bienestar y cuidado de las emociones para enfermar lo menos posible, o que sea llevadero, si das tu opinión sobre las vacunas, o la alimentación, el autismo, y de expandir consciencia, te censuran, se apoderan de tus publicaciones, e intentan desterrarte del espacio internauta. En cambio, si hablas de miedo, de muerte, de estudios que no han pasado su proceso de rigor, entonces te has ganado un sitio en el primetime.

No se a tí, pero a mi me perturba más pensar si tienen escondidos más virus modificados como este, un Gran Hermano no es meter a 10 personas en una casa con todo lujo y esperar a que tengan sexo, más bien es un experimento social donde solo juega el observador-a. Y quien mira sabe lo que hace, aunque sus intenciones no estén basadas en el amor incondicional, dado el presente que estamos experimentando puede que seamos como Truman en un show que desconocemos. Me perturba que cuando activo el teléfono móvil no tener ninguna notificicación y al desactivarlo me lleguen de golpe las notificicaciones. ¿Cómo, quién sabe que iba a dejar el teléfono en la mesita de noche? Esto es de película de Halloween total. Aunque cuando me perturbo, me inquieto y me doy el tortazo de nuevo de identificarme con la causa. Trabajo cada día en que nada ni nadie pueda tener control sobre mi mente. Requiere entrenamiento, práctica, constancia, honestidad, aceptación, flexibilidad, pero sobre todo dar acceso a esa parte que no piensa, que siente. Llámalo como quieras, corazón, alma, espíritu, consciencia, energía sabia… Por eso prefiero no pensar, evitar perturbarme y sentir más. Mi vida cambió cuando comencé a reconocer que sin aceptar esta parte más íntima y mística no podía ser feliz ni prosperar, cuando decidí que el intento de cambiar empezaba por desaprender, en renovar la programación interna, en que los esquemas que me hacía no fueran perfectos. Siento que mereció la pena dar esos pasos hacia mi independencia mental. Y sigue mereciendo la pena.

The Winter is Coming

2020 está siendo un año que psicológicamente nos está afectando a todos, de mayor o en menor medida, las vibraciones planetarias, las energías terrenales, y la densidad de todos los inconscientes nos están empujando a destapar rincones oscuros, sobre todo emocionales y personales. No hemos aprendido a vaciar el vaso antes de que nos sobrepase y aquí estamos, mes de octubre sin saber qué hacer con nuestras vidas ni qué creer del exterior.

Basándome en la numerología consciente y evolutiva con la que trabajo, he realizado mi propio estudio con las vibraciones predominantes para los meses de recta final en este 2020, y la posible tendencia energética con la que vamos a comenzar el año 2021. Astrológicamente en estos últimos meses de este inolvidable 2020 se va a liar parda, la influencia de planetas como Saturno nos recuerdan el llamado a seguir limpiando en nuestros corazones. Puede que te sientas roto, perdido, incluso cansado de todo lo que está ocurriendo actualmente, pero recuerda que el agua que va llenando tu vaso son tus emociones, una parte de tí necesita sentir la luz que te compone como ser completo y parte de la divinidad (elige el concepto en el que tú creas) de la que sumas. La influencia de los planetas que están muy cerca a la tierra están en movimiento retrógrado, el tiempo se experiementa como ir hacia atrás, lento y pesado. Es como volver a vivir historias del pasado con la intención de desbloquearlas, y que las energías puedan fluir libremente, sin presión ni densidad.

Octubre 2020/4 1/10 5/14 va a ser el mes de la “Templanza”, de buscar el equilibrio interior para que el exterior baile en armonía, un mes para gestionar las emociones, para ordenar ese armario donde apilamos todo lo que no sabemos donde poner, los secretos siempre quieren ser desvelados para ser acogidos desde el amor y la comprensión. Para decidir poner paz. Alinear conocimiento con bondad, mente y espíritu siendo el equipo de nuestro ser. Como energía 1 y 4 creo que podría ser un mes de bastante autoridad, de mucha-demasiada actividad mental que en los extremos puede hacernos estallar. Queremos seguir con nuestra vida, pero hay resistencia en muchos aspectos. El planeta Saturno puede regir con cierto anhelo y melancolía, tenemos aprendizajes pendientes sobre valores como la flexibilidad, y el perdón, sobre todo con un@ mism@, y esto se va a notar en el ambiente porque persiste la incoherencia y la ausencia de libertad. En generla vibran energías de autoridad, de querer seguir adelante pero con dificultad. Puede ser un mes donde se nos ponga a prueba con retos de no juzgar, de de ver más allá entre “lo bueno y lo malo”.

Noviembre 2020/4 11/2  6/15 la tendencia en este mes a nivel vibraciones no parece muy equilibrada. Representado por el arcano mayor El Diablo van a regir energías de sentirnos encadenados, de ser sumisos, de estar ciegos espiritualmente, de buscar culpables y no de tomar responsabilidades. Los conflictos exteriores serán el espejo del malestar interior, y después de este octubre donde posiblemente se huela el pesimismo, noviembre podría ser el mes de “querer justicia”. El enfrentamiento es la información de ausencia de amor. Quizás sea un mes donde las polaridades se puedan activar con demasiado calor, temperamento. Estaremos con la sensibilidad a flor de piel… También hay como un empuje en la búsqueda de posibilidades para subsanar la situación, queremos vivir, volver a sentir el placer saliendo sin toques ni normas, poder dar abrazos sin estigmas de asesin@s, volver a bailar en discotecas, pasear libremente sin mascarilla y con total acercamiento si uno lo desea. Noviembre por sí solo vibra en dar voz, en empezar a hablar, en utilizar la palabra. Podría ser un mes comparado a una baldosa que está quebrada. Será un mes apropiado para empezar a cultivar la autoestima y la autoconfianza.

Diciembre 2020/4 3/12 7/16 va a ser el mes que lo representa el arcano mayor la Torre, para acabar el año intuyo que va a ser duro. Hay que desprenderse con urgencia de todo lo que nos está evitando ser felices, de prosperar, de que salgan del castillo todas las cosas que nos complican para seguir evolucionando, y que nos corrompen por dentro. También podría ocurrir algo inesperado que nos ayude definitivamente a ser valientes para afrontar esos miedos que se escondían en las catacumbas de nuestra torre. La hora de decir adiós al pasado, el momento vital de salir de la zona de confort. Vibraciones propícias para dar la cara, para sacar de nuestra vida a los intrusos o sospechosos, a esas memorias, y recuerdos que nos generan malestar. Quizás si prohiben celebrar las fiestas navideñas la sociedad se levante a cuestionar qué ocurre en realidad. Bromas a parte, algo ha de unirnos como humanidad para hayar una solución desde el respeto y en beneficio para cada pensante.

2021/5 marca el cambio, el movimiento, nos va a costar un poco salir de la energía 4 que influye este 2020 que se basa en el control aunque la idea inicial era construir un nuevo mundo de evolución consciente, a fluir nuevamente con la vida.  Quiero apostar que el 2021 sea un año para la comunicación, para expresar lo que sentimos, para volver a viajar, aunque esto presiento que será para primavera o verano, al menos con normalidad.  Pero también ha de haber un cambio mental, en ser responsables, atender en medida de lo posible las necesidades de la madre tierra, que haya una alquimia interior, una ecología personal. Seguiremos en las vibraciones de crear un mundo consciente, un mundo que sus pilares bases sean totalmente distintos a los conocidos que pertenecen muy al pasado.

Enero 2021/5  6  El año nuevo vendrá con posibles pruebas de confianza, de amor, de valorar los detalles de la vida, con ganas de salir de esta situación. El arcano mayor 6 está representado por los Enamorados: exámen de cuánto te amas a tí mism@.

Es un breve resumen numerológico desde mi perspectiva en temas de vibración y energéticos. Hay más influencias vibratorias, como por ejemplo los dígitos 2020, que está siendo el año de juicio a nosotros mísmos, se puede desenredar más si cabe la tendencia vibracional haciendo hincapié también en los arcanos mayores de las energías primas, en esta publicación me he basado en los arcanos mayores que nacen de la raíz que suma el resultado primo, como parte de un origen creo que contiene más información y detalles a tener en cuenta. Personalmente, creo que en la numerología consciente y evolutiva todo está conectado, y en cierta manera todo me habla de algún aspecto a no descartar. Igualmente, quiero aclarar desde mi experiencia personal y profesional que querer cambiar es una decisión propia que ha de acompañarse de acción, podemos tener infinitas pruebas, estar bajo la influencia de planetas, de vibraciones, del inconsciente colectivo, de memorias pasadas, de pertenecer a un signo zodiacal, de tener los chackras cerrados, de practicar Ho’oponopono… Pero si uno cree en el amor verdadero sanar será más doloroso, condenándote a una vida desde el especialismo.

 

La vibración en tu comunicación

La vida está repleta de detalles cargados de información sobre un@ mism@. Curiosidades, casualidades lo nombra la mente racional, causalidades, sincronías te susurra tu parte conectada a la consciencia. La biblioteca cuántica dando servicio las 24 horas de tus días. Quiero compartir contigo como a través de la numerología podemos conocer algunos detalles de valiosa información que nos ayudará a tomar consciencia en el presente que estemos experimentando.

En una de mis entradas hablé de la importancia vibratoria que tiene el nombre propio, y todo lo que nos cuenta de manera invisible y no física, pero sí perceptiva a nivel energético. Kurt Cobain, que fue cantante del grupo Nirvana, y aparentemente se suicidó a sus 27 años, si llevamos al laboratorio numerológico su nombre de pila ya hay información para hacernos una idea de qué vivencias experimentó, qué necesitaba su personaje sacar de su interior para darle luz. Kurt vibra en 7/16 es una vibración densa, aunque ese 7 vibre en consciencia, en la búsqueda del ser, de la fe, de la autoconfianza, se nutre de la energía de “hacer su propio camino”, de tener proyectos, de ser alquimista, y también se nutre de la energía del amor, una energía más femenina, equilibrar las energías femenina y masculina, porque esta vibración 7 también nos habla de aprender sobre la igualdad. Voy a puntualizar que el arcano mayor 16 del tarot es la Torre, y de ahí la densidad en la vibración. Kurt un nombre cuyo aprendizaje constante es limpiar su interior, dar luz a la sombra y sacar todo aquello que le daña. Es un arcano que también se le relaciona con “posibles situaciones imprevistas trágicas”. Por supuesto, cada Kurt tendrá sus memorias, pero la manera de verse así mísmo resuena mucho con la vibración de su nombre. Dejo el enlace de la entrada completa “Tu llamado” por si quieres saber más sobre las vibraciones y los nombres. Tu llamado

Una manera fácil y práctica para conocer cómo nos estamos comunicando con el exterior, y con nosotr@s mism@s está en pasar por el laboratorio numerológico nuestro número de teléfono. Sí, lo sé, parece una locura, pero lo he probado más de una vez, y puedo verificar la experiencia junto con la información que representa. Y seguramente la energía que te salga sumando los números que componen tu número de teléfono, tiene mucho que ver en tu carta natal numerológica, porque la comunicación también expresa esa voz interna, más íntima y personal que nos cuesta de compartir. Por ejemplo, mi energía prima es el 44, es una vibración maestra, mi lectura sobre esta vibración es que desde que tuve este número de teléfono la vida me recuerda mis aprendizajes pendientes, a lo que he venido en esta encarnación básicamente es CONSTRUIR, en todos los aspectos. A construir y a reparar. Y como connotación en vibración maestra mi comunicación está en compartir desde una zona de empatía, de colaboración, más servicial, y caritativa. Todo dígito que se componga de dos o más números iguales vibra en intensidad, y muchas veces el ser humano no es capaz de sostener esa energía tan densa, por eso también solemos vibrar en su número básico, que en este caso es un 8. Desde hace unos años es lo que estoy haciendo: trabajar en mi manera de comunicarme, ser constante, paciente, expresar mis ambiciones ¿por qué no?, si me comunico teniendo a la “bestia interna” controlada, no con agresividad sino desde mi autoconfianza, entonces el entendimiento y el diálogo fluye con armonía.

También hay que tener en cuenta qué dígitos se repiten más en todo tu número de teléfono, porque esa energía de alguna manera te está dictando algo en la manera que tienes de comunciarte. Por ejemplo, puede que el número 6 sea bastante constante en tu cifra de teléfono, bien, entonces es que te expresas de una manera cálida, desde la ayuda y comprensión, también desde el apego, es una energía femenina, maternal, puede que el lenguaje que utilices se base un poco en delegar en los demás y la poca autoestima. El 6 da mucho pero para sí mism@ no sabe cómo hacerlo ya que tiene que trabajar sentimientos de culpabilidad y dependencias emocionales.

Te dejo el enlace para que conozcas lo que puedo ofrecerte en tu camino de desarrollo personal.

Los recursos que puedo ofrecerte

Si estás en un momento de tu vida que desconoces por qué siempre las mismas historias se repiten, no te sientes feliz, y quieres empezar a hacer cambios, puedo ayudarte a traer autoconocimiento y a que practiques el bienestar mental.

Rellena este formulario

Vibraciones y memorias

¿Alguna vez has encontrado una manera de hacer las cosas que te ayuda a sentirte mejor, y que con el tiempo se hace “tu estilo”? Ho’oponopono para mí es la herramienta que fácilmente colabora a que la vida proceda desde una zona de menos carga mental. Si estás buscando el décimo premiado, la pareja ideal, el alma gemela (que esto da para una gran charla), si te obsesiona tener el trabajo que deseas, que cambien los demás, que tu familia te acepte, que, que, que… Entonces creo que ninguna técnica espiritual puede ayudarte. Primera regla básica y vital en cuanto nos ponemos manos a la obra con nuestro desarrollo personal y álmico es soltar cualquier expectativa. Incluso siento que la famosa ley de la atracción se basa en tener expectativas, y de algún modo esto no acaba fluyendo en armonía. A corto plazo puede que funcione, pero la energía vendrá de nuevo como el primer pensamiento que tuvimos, si fue desde una zona egoíca, los sueños caerán como un castillo de naipes. Por supuesto, cada ser humano desea cosas, yo también quiero tener cosas, pero si no cuidamos la vibración donde nace esa demanda, la oferta puede que sea la no esperada.

Para mí Ho’oponopono es la técnica espiritual que mejor se adapta al día a día, solo necesitas de práctica mental, no has de desplazarte a ningún lugar, ni hacer rituales estrambóticos, ni sacrificios a los Dioses que se le ocurran al ego, no hay penitencias, solo se requiere de un compromiso personal, que venzas la pereza y asumas la responsabilidad de que el inconsciente es de todos, estamos todas las personas allí metidas. La  práctica  consiste en repetir mentalmente las palabras canalizadas por Mornah Simeona, o del doctor Hew Len, o Joe Vitale, incluso de precursores del Ho’oponopono que también han añadido sus propias palabras canalizadas para limpiar el inconsciente y todas las memorias compartidas. Personalmente me gusta repetir “Gracias, te amo” y también tiro de “Suelto y confío”. Cuando empiezas a desarrollar esta técnica, en poco tiempo ciertas cosas cambian, puede que tu jefe deje de ser tan estricto contigo, o que de repente un día tu madre te llama por teléfono (cuando no es lo habitual), o ya no te enganchas en las conversaciones con tu hermana, o sientes el valor y la fuerza de cerrar página con alguna situación en concreto que te generaba sufrimiento… Muchas veces el milagro no es directamente en primera persona, sino que un día te enteras de que a un amigo le han renovado en el trabajo, o que en el colegio de tu hijo te dan facilidades y fluye la armonía, o la persona que camina cerca de tí por la calle se encuentra un billete de 50€ tirado en el suelo… La limpieza de memorias hace que las posibilidades de futuro que resuenan con el nivel de consciencia que tengamos en ese presente, sean más amorosas, como un soplo de aire fresco, como un rayo de luz expandiéndose, sí así lo queremos y decidimos por los caminos que elegimos caminar.

También puedes hacer tu propio Ho’oponopono, recuerdo cuando me topé por primera vez con esta técnica ancestral hawaina, que lo pasé por mi escáner de detective, como todo con lo que me encuentro en la vida, y un día, mientras iba de paseo se me ocurrió repetir mentalmente palabras que para mí resonaban en positivo. Empecé con “bonito”, y a los pocos metros y minutos de estar repitendo esa palabra mentalmente, frente de mi caminaba una familia, el padre besaba a su hijo, y éste sonreía todo el rato. Esa imagen se quedó grabada en en mi corazón y desde ese instante supe que Ho’oponopono había aparecido en mi vida (de nuevo) porque ya estaba preparada para ello, solo tenía que darle la oportunidad de creer en su alquimia, que es la magia  de la divinidad, y de seguir sembrando y cultivando la fe en mi.

He llevado la palabra Ho’oponopono a mi microscopio numerológico, me es fascinante encontrar “secretos” en vocablos que nos suelen ser tan rutinarios e insignificantes, para mi esto es absoluta belleza. Con cada práctica que realizo poniendo a prueba mis conocimientos sobre numerología, más me convence que la letra O tiene el mismo significado que el número 0. A veces me suelo encontrar que donde hay la vocal O también resuenan vibraciones maestras, como ocurre con el número 0. Es muy interesante, al menos para mi, jeje.

HO’OPONOPONO se compone de la vibración prima 5/14 que nos habla del movimiento de la vida, de los cambios, de estar en el presente, de fluir, se nutre de un 1 y un 4 que simbolizan el empuje, la alquimia, la magia personal cuando hay orden y equilibro entre mente-cuerpo y espíritu, de construir la vida que queramos experimentar. Pero, me quedo con el mensaje que representa al número 14 como arcano mayor del tarot: la Templanza. El dibujo de esa carta es precioso, un ángel sobre agua con dos copas en las manos. Nos creó la divinidad, con una mente muy activa que no reconoce en sus programas las alas (que simbolizan nuestro poder de crear) que nos conectan con los sueños, con lo místico, esas copas caracterizadas en la carta que buscan el balance a las emociones, en calma, pero con una pose de saltar fuera de la zona de confort, sin miedo. Templanza vibra en 9/36, la guía interna, la introspección, el caminar con uno mismo… La verdad, es que practicar Ho’oponopono a mi mente templa, jaja.

Ho’oponopono resuena mucho con la vibración 6, que nos habla del amor incondicional, de la autoestima, de la confianza, de no engancharse emocionalmente, con menor intensidad las vibraciones 7 y 5, que nos recuerdan el camino a la consciencia, que tú y yo somos lo mismo, que la vida es ahora, este instante, que nos comuniquemos con y desde el amor, que no huyamos de nuestras responsabilidades. Que compartamos y hablemos de consciencia y amor.

Ho’oponopono es universal pero no todas las mentes aceptan el dejar de juzgar.

 

 

Un principio

Puede que para tí la numerología solo sean números y operaciones matemáticas. Hasta que no me topé con darle sentido a mi vida, y escuchar la voz de mi alma la numerología para mí eran recuerdos incómodos de aquella asignatura en el cole que tenía que prestar todos mis sentidos para poder aprobar. Actualmente, hay diversas maneras de estudiar e interpretar la numerología, aunque diría que todas comparten el valor que se adjudicó a cada letra. Números y letras componen parte de esta dimensión que experimentamos como seres humanos, y apenas atendemos el impacto de nuestro eco vibratorio tanto en el mundo exterior como en en interno.

El ser humano quiere las cosas fáciles, que nos digan las respuestas de este exámen de encarnar a un personaje, que nos adelanten el futuro, si la vida nos da algo gratis repetimos con la avaricia llenando nuestro pecho. Que nos digan por qué a nosotros nos ocurren las mismas cosas. Bien, hay maneras de comenzar a entender el para qué de nuestras actitudes y pensamientos, de esas cosas que parecen repetirse con el tiempo, eso que “volvemos a vivir” y no nos gusta para nada.

Mi compromiso contigo y conmigo es hablarte de la vida, de las emociones, de tu tendencia energética a través de mi experiencia con la numerología, has de saber que no me quedo solo en el resultado primo. Personalmente, me atrae descifrar los mensajes “ocultos”, pulir el diamante en bruto, quizás soy como un programa que su cometido es pasar un ratito de limpieza y orden en esas zonas del ser que normalmente tenemos prohibidas de entrar. Como cuando pasas el antivirus a escanear el ordenador, dejando brillar a la consciencia en esos archivos corruptos, volviendo a tener espacio para ti una vez ordenado el inconsciente. Esto no es algo que con una vez que lo hagamos ya tenemos consciencia eterna, el mantenimiento para un buen funcionamiento interno y mental es vital. Piensa qué cosas podrías hacer que similarían ese programa antivirus y te ayudarían a volver a estar en armonía.

COMPROMISO, recuerdo esta primera palabra que me dijo una psicóloga al comenzar un camino de sesiones y de trabajo personal, por entonces era muy joven y no tenía el nivel de consciencia que tengo en este momento. Desde que nací hasta hace unos años la vida para mi era estar en batalla y siempre a la defensiva, con el tiempo he ido aprendiendo que esas guerras que veía en el exterior estaban vinculadas a frentes internos, muchos de ellos desconocidos por mi personaje, trincheras del pasado, memorias de sangre de todos los personajes que fui, y el sufrimiento de un árbol transgeneracional que anhelaba algún gesto de paz. El compromiso no es que te cases con otra persona, tampoco sacrificio, sino el amor que te das cada día, ¿te tratas con cariño y respeto? El compromiso es encontrar la libertad que uno mismo se ha acotado.

Como me gusta ahondar en las cosas pero desde una manera creativa y con un poco de locura, explico la vibración que resuena la palabra compromiso.

Por una parte tenemos los vocablos que más se repiten en la palabra con sus respectivos valores: 6/3 4/2 9/2 7/1 3/1 1/1. Estas 6 vibraciones ya nos dan una breve pincelada en la simbología de la palabra compromiso. Amor incondicional, la autoestima, el equilibrio, la confianza, el orden, construir, la igualdad, los valores, responsabilidad, poder de decisión, salir de la zona de confort, compromiso con nuestros niñ@s interiores, ser alquimistas… Increíble ¿verdad? Sigamos, porque en el apartado operaciones la palabra compromiso se nutre de 55, de 10 y de 1 como valor primo y vibración resultante. Aunque el 55 no se considera numeración maestra, personalmente sí lo incluyo como vibración maestra, que se repitan los valores, como gemelos, hay que tenerlo en cuenta, es un mensaje insistente, como un toque de atención. 55 dos veces 5 que es la vibración de los cambios, del movimiento, de Fluir, nos habla de responsabilidades, de esa comunicación que valoramos tanto en los demás, hagamos un ejercicio de introspección y apartemos las barreras que hemos puesto en nuestra propia comunicación interna, se podría decir que un compromiso con la vida es: Experimenta. La vibración 10 lleva un 0, conexión con la divinidad, con otros planos, hay más nivel de consciencia, el arcano mayor 10 en el tarot es la Rueda, aquí pueden haber temas cíclicos que se repiten para darles sanación, darnos la oportunidad de sanar, pintar un campo de posibilidades amplio, no acotado, resonando con esa libertad que venimos a aprender a sentir. Finalmente, la vibración 1 es la independencia del individuo, compromiso con los comienzos, con todas esas ideas puestas en proyectos, es ese empuje en la vida, como el impulso en una contracción, nacer, florecer, abrirse camino. El arcano mayor del tarot que representa el 1 es el Mago, el alquimista, quien es capaz de hacer cualquier cosa, pero aquí haré hincapié que la vibración 1 le falta esa conexión con la parte espiritual, es una energía muy mental y esto puede llevar a trabajos o resultados no satisfactorios. Por ejemplo, el 3 crea desde una zona artística porque hay más conexión con la parte espiritual, con lo místico, con el universo, incluso con la niñez.

COMPROMISO: la libertad.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
× ¿Cómo puedo ayudarte?